"...la humanidad como objetivo del progreso..."

Por Alexander
Enviado el 18/04/2015, clasificado en Reflexiones
263 visitas

Marcar como favorito

El título de una vez nos centra en el tema principal que se desarrollará a lo "largo" de esta reflexión, que no es más que la atrocidad misma del humano de colocar el progreso como fin, sin importar los medios. 

Walter Benjamin fue un filósofo, él tenía inclinaciones marxistas, lo cual no nos ayuda a entender por qué rayos se suicidó. Lo cierto es que este señor escribió una tesis interesante sobre un tal "Ángel de la historia", cuya musa fue un cuadro llamado Angelus Novus. 

En este cuadro aparece un ángel que vuela hacia adelante y está siendo empujado por un fuerte viento, pero a pesar de eso tiene el rostro volteado. Su expresión es de horror, según como lo veo(http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/f/f3/Klee%2C_Angelus_novus.png/200px-Klee%2C_Angelus_novus.png), y es porque está viendo como esa marcha hacia el futuro está plagada de cadáveres. 

Lo que nos dice Benjamin es que "eso que llamamos progreso es así". Colocamos al progeso como fin en vez de a la humanidad como fin del progeso. ¿Cuál es la diferencia? Bueno, que si colocamos al progreso como el único fin no nos importará a través de que medios lo hagamos, no importa si tenemos que exterminar a todos los judíos, con tal de lograr el progreso, que digo los judíos, a todos los que no piensen como nosotros. 

En cambio, si colocamos a la humanidad como el fin del progreso obtenemos humanos, obtenemos un mundo menos plagado de atrocidades y, sino la paz, por lo menos menos guerras.

Volviendo a Benjamin. 

Este señor anticipó ese terror del nazismo, a la cual se entregaron alemanes de forma natural, porque ¿quién no le va a su país en una lucha? Eso no quiere decir que no sean culpables, claro que lo son, bien sea por cobardía o por convicción, cada cual se entregóa ese proyecto del mal.

Benjamin supo anticiparse a ese proyecto que querían llevar a cabo los nazis, desaparecer a una raza entera, y ¿ luego qué? Por eso lo buscaron y lo detuvieron en españa, y pretendían llevarlo a la gestapo. Este señor tenía dos opciones,  ir a la Gestapo o hacer lo que decían sus amigos, emigrar a U.S.A, él no escogió ninguna de estas. 

Él escogió quitarse la vida, como diciendo: miren, lo que se viene es lo peor, hay que librar una batalla en Europa. Él no se refería a la batalla que todos conocemos(segunda guerra mundial), sino más bien a la batalla de recordar, de imponerse con ideas ante aquello que querían hacer los nazis, ese llamado de atención a la sociedad. 

Recordar esto es una forma de ver como la humanidad existe, no solo en estos filósofos, sino en cada uno de nosotros, pero no debemos olvidar que también existen los inhumanos, aquellos que quieren imponer el progreso de una, sin importar si se llevan medio mundo por delante. Por eso podemos decir que recordar es hacer justicia a las víctimas del holocausto.

El camino más fácil es no pelear entre nosotros, porque ¿qué sentido tiene luchar si van a quedar ambos bandos destruidos? ¿qué sentido tiene si queremos ser más humanos? 

 

Tomé gran parte de lasideasde este texto: "La vigencia de Auschwitz" de Manuel Reyes Mate. 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com