Un trabajo de clase que dio para mucho

Por perlanegra
Enviado el 10/06/2015, clasificado en Adultos / eróticos
14721 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Eran las seis de la tarde, y habíamos quedado mi amiga Carla, Luis y yo para terminar un trabajo de Historia...

Los padres de Luis no estarían en toda la tarde, por lo que decidimos ir a su casa.

Cuando llegué Luis estaba tirado en el sillón y en la mesita había puesto algo de picoteo.

Empezamos a sacar los apuntes y a picar algo mientras esperábamos por Carla, cuando recibimos un mensaje de ella diciendo que no podía venir. Así que no nos quedaba otro remedio que empezar sin ella.

Luis se acercó a mí para poder leer lo que yo había escrito... cuando de pronto se queda mirándome y lanza su boca hacía la mía al tiempo que posa sus manos sobre mis pechos.

Guaaauuu... pero que estaba pasando, pensé al tiempo que le devolvía el beso. La verdad es que el chico no estaba para "desperdiciar"

Reconozco que me pilló por sorpresa, pero que me gustaba lo que estaba haciendo.

Al ver que yo no presentaba resistencia alguna, se vino arriba y me sacó los pecho por encima del escote del vestido.

Me los chupaba, mordía y lamía... me estaba poniendo realmente cachonda... de pronto me senté encima a horcajadas sobre el, y mis tetas le caían justo delante de su boca.

Podía sentir perfectamente su erección bajo mis braguitas de encaje. Uff que bien dotado estaba.

Su polla estaba deseosa de salir y no tardé nada en liberarla. Me movía sobre ella... su calor me estaba volviendo loca. Pero no quería que me la metiera ya. Quería saborearla, metérmela en la boca, chuparla... quería que obtuviese su máxima extensión... quería que me llenara por completo.

Así que me arrodillé en el suelo y se la chupé, era tan grande que tuve que utilizar mi mano para llenar ese vacío al que mi boca no llegaba. Con la otra mano, le tocaba los huevos... sabía que le gustaba porque sus jadeos se hacían más fuertes cuando lo hacía.

Cuando vi que ya estaba en su máximo esplendor, me senté sobre ella, ni siquiera me quité el tanga, lo asié a un lado y me la metí de una sola estacada... estaba tan mojada que a pesar de su grosor entró fácilmente.

Bufff, cuanto placer. Mi cuerpo comenzó a cabalgar sobre el de él. Su boca me chupaba las tetas y con sus manos me ayudaba a llevar el ritmo.

Sus dedos comenzaron a apretar mis nalgas y a acercarse a mi culo. Como me ponía... pasaba los dedos de arriba a abajo, utilizando mi humedad para lubricar mi culito... de pronto comenzó a meter un poco un dedo...

- Síiii, siiii... me encanta... suave... pero sigue así... me encantaaa - le susurré al oído.

Poco a poco sus dedos fueron entrando en mi culo... arrastrándome cada vez más al orgasmo...

De pronto me levantó me puso de rodillas en el sillón y me dijo que lo dejara entrar en mi culo, que lo estaba volviendo loco de placer y que era algo que nunca había probado.

A mi no me cabía la menor duda, quería lo hiciera... así que en señal de aceptación me abrí las nalgas y le dejé vía abierta.

Sus penetraciones fueron lentas y cuidadosas, pero muy placenteras, se notaba la estrechez del culito... una vez metida prácticamente toda su polla, empezó a bombearme y con una mano me masturbaba el clítoris y con la otra me agarraba una teta...

Yo no podía estar más complacida, más cachonda... por lo que enseguidas llegué al orgasmo. Ante mis gritos de placer, él hizo lo mismo y sentí todo su semen caliente dentro de mi.

Guaauuu!! Había sido el mejor "trabajo de clase" que había hecho en mi vida, pensé mientras me recuperaba echada en el sillón.

- Y ahora... a la ducha!!!

(Continuará...)


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com