The FukBoy vol2. Parte 1 Ropa guapa y como no salvar a la chica

Por JDLRM
Enviado el 21/06/2015, clasificado en Ciencia ficción
573 visitas

Marcar como favorito

The FukBoy vol2. Parte 1

Ropa guapa y como no salvar a la chica

Tras haber recuperado el maletín, FukBoy acompaña a HoodMan a su base secreta, lo que el chico no se esperaba es que esta se encontrase en el distrito obrero, y no en el pobre como habría sido de esperar. FukBoy nunca había visto esta zona desde dentro, de hecho, nunca había pasado al otro lado de la muralla que separa los distritos,  aunque claro, para evitar a los guardias, HoodMan le había lanzado por encima de esta.

Para cruzar por la puerta, era necesario la acreditación de un puesto de trabajo en la empresa del alcalde, la misma que controla todos y cada uno de los servicios que ofrece la inmensa ciudad de Mudafaka. HoodMan se quitó la capucha y enseñó la acreditación a los guardias que le dejaron pasar sin problemas. FukBoy vio por primera vez el rostro del encapuchado, era muy similar a él, mimo tono de piel, cabeza rapada y mismos ojos, bueno, al menos uno de ellos, ya que el otro era una prótesis robótica, relativamente común en esos tiempos.

-FukBoy: ¡Avisa antes de lanzarme la próxima vez! ¡Me has lanzado sobre un tejado! ¡He tenido que bajar por mi cuenta! ¡Casi me mato!

-HoodMan: Chico vago, busca trabajo y no tendré que arrojarte más.

-FukBoy: ¿¡Sabes que!? Quizás lo haga, si… puede que mañana… si eso. ¿Falta mucho?

-HoodMan: Tres horas en autobús…

-FukBoy: ¿¡Que!? ¡Acampamos aquí y seguimos mañana!

-HoodMan: Es broma, está a la vuelta de la esquina.

-FukBoy: No te rías de mí… ¿Qué te pasó en el ojo?

-HoodMan: Intenté sacarme una pestaña con la navaja.

-FukBoy: Eso es mentira.

-HoodMan: ¿Has escuchado eso de que un alquiler te cuesta un ojo de la cara? Pues eso.

-FuckMan: ¡Que no te rías de mí!

-HoodMan: Está bien, fueron los científicos del alcalde.

FuckBoy: Esta vez no me mientes…

Una vez alcanzaron la guarida secreta, subieron por las escaleras de incendios y entraron por la ventana.

 -FuckBoy: ¿Esta es tu guarida secreta?  Pero si solo es un apartamento cutre…

-HoodMan: ¡Exacto! ¡Nadie jamás sospecharía!

-FukBoy: Supongo que no… espera, yo he visto esto en un comic ¡Ahora pulsas un botón y todo se transforma! ¡Verdad!

-HudMan: No, en absoluto.

-FukBoy: ¿Y dónde guardas tus cosas de héroe?

-HoodMan: En una bolsa en el ropero.

- FukBoy: … ¿Por qué entramos por la ventana?

-HoodMan: No he pagado el alquiler.

-FukBoy: …

-HoodMan: Voy a abrir el maletín… 

HoodMan colocó el maletín sobre su escritorio y comenzó a estudiar su estructura.

-FukBoy: ¿Vas a utilizar tu rayo? ¿Me enseñas a hacerlo a mí?

-HoodMan: ¡Claro que sí!

-FukBoy: ¡Genial! ¡Por donde empiezo!

HoddMan: Necesitarás una de estas.

HoodMan se retiró el guante derecho y dejó al descubierto una mano totalmente robótica, se retiró la manga y dejo ver el resto, un brazo metálico atornillado al codo.

-FukBoy: Ya veo… Tuvo que ser muy doloroso.

-HoodMan: La verdad es que no lo recuerdo, yo tampoco he conocido a mis padres, mis primeros recuerdos son de cuando tenía unos 20 años,  y yo ya era así, más de la mitad de mi cuerpo está robotizado.

-FukBoy: Ya veo, mis primeros recuerdos son a los 10 años, o al menos eso decía mi documentación, desperté en los suburbios sin memoria.

HoodMan puso de nuevo su atención en el maletín, se retiró hacia atrás  la punta de su dedo meñique dejando al descubierto un pequeño disparador laser con el que cortó los cierres y lo abrió.

-FukBoy: ¿¡Que hay dentro!?

-HoodMan: Ten, Es para ti.

-FukBoy: ¡Oh! ¡Increíble! ¡Mi propio uniforme de héroe!

-HoodMan: Pruébatelo.

FukBoy se quitó la ropa en menos de un segundo y comenzó a ponerse el traje, aunque una vez puesto, se percató de algo.

-FukBoy: Tío… Solo es ropa ancha… como la que suelo usar… como la que usan los raperos.

-HoodMan: Si, pero esta tiene capucha, la tuya no.

-FukBoy: Cierto ¡Mola!

-Hoodman: Este antifaz también es para ti.

-FukBoy: ¡Mola! Supongo que si te pregunto ¿Por qué había un traje “de mi talla” en el maletín? No me lo dirás.

-HoddMan: Digamos que antes de que  las cosas se fueran de madre, me la dio un amigo común.

-FukBoy: Seguro que no fue BiggNiga… ¿Y si era tuyo por qué no la abriste con la llave?

-HoodMan: Me flipa usar el láser.

-FukBoy: … Me voy a dormir.

-HoodMan: ¡Que te lo has creído! Es hora de tu primera lección, salvar a la chica.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com