Justicia

Por Andres Son
Enviado el 22/06/2015, clasificado en Microrrelatos
216 visitas

Marcar como favorito

-¡¿Te acordas de mí?!, ¡¿Te acordas de mí?!- el odio se había apoderado de todo su ser –¡O tal vez nunca fui lo suficientemente importante como para que me recuerdes.!

La mano de Johannesburgo apretaba tan fuerte el rostro de aquel hombre que sus dedos estaban a punto de penetrar en su carne. Le acerco el arma, y un gran estruendo resonó por todo el lugar, luego silencio.

Johannesburgo no era un buen hombre, y algún día los dos se encontrarían en el infierno, pero no importaba. Para bien o para mal, hoy se había hecho justicia.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com