Ocaso de un amigo

Por siempreviva
Enviado el 28/06/2015, clasificado en Varios / otros
192 visitas

Marcar como favorito

En el libro de su vida ayer, José, escribía su última página.

El reloj de su historia, por la enfermedad, marcaba con cansancio las horas y ayer con el dolor de los suyos, se terminó de parar.

Hoy, la resignación cuesta y las lágrimas no alcanzan para llenar su vacío.

Siempre serán, difíciles, las despedidas.

Más todo, en esta tierra, se termina.

Pero, el corazón, no olvida. Y en el archivo de la memoria, se quedan para el consuelo, los recuerdos.

Sé de sangrados del alma y también que cuando cicatriza la herida, en el titilar de una estrella, podemos ver, del que se fue, su sonrisa.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com