Juegos de Verano

Por CC Kitti
Enviado el 07/07/2015, clasificado en Adultos / eróticos
5502 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Me desperté completamente mojada, sudorosa y con la boca seca. Acababa de tener el sueño más erótico que había tenido en mi vida. Aún notaba mi sexo palpitar mientras me dirigía descalza a la ducha donde me metí bajo el caño de agua helada que salía de la alcachofa del techo y me quedé ensimismada recordando el sueño…

Habíamos pasado la tarde en la playa, aguas cristalinas, frescas y arena que masajeaba los pies. Entre juegos acuáticos y besos en la toalla fuimos calentando el ambiente más aún.
– Vamos a esperar a que todo el mundo se vaya de la playa y te voy a hacer gritar, gatita!. – Dijo TJ a mi oído subiendo mi temperatura corporal hasta casi rozar la cocción.-
A las 22.00 ya no quedaba nadie en la playa y nosotros quedábamos convenientemente ocultos tras la sombrilla. Frente a nosotros un mar brillante y ondeando bajo la luz de la luna. Nos desnudamos y nos introdujimos en el agua poco a poco hasta que la tuvimos a la altura de la cintura para mi y de la cadera para TJ. Se acercó a mi, puso la mano en mi nuca, la otra en mi espalda a la altura de la cadera y me atrajo hacia su boca. Tenía los labios suaves y un poco salados por el agua, el beso fue profundo, hambriento y llegó hasta ese punto entre mis piernas de repente me cogió del trasero con la mano que tenía en la espalda y me levantó para que le rodeara con las piernas su cadera, me aferré bien a él y acercando mis pechos a sus labios dejé caer la cabeza ligeramente hacia atrás, él me lamió los pezones, que tenía muy duros por la mezcla entre el agua fría y la excitación, los mordió, besó y chupó llevándome a una linea muy fina entre la lucidez y el ensueño. Mientras torturaba mis pezones también prestaba atención a mi entrepierna, con la mano que me sujetaba el trasero deslizando los dedos por mis labios vaginales e introduciendo uno de ellos dentro de mi, poco a poco paró de juguetear con mis labios y me posicionó encima de su polla y me bajó poco a poco hasta que estuvo toda dentro de mi, yo jadeaba lentamente y me aferré a su cabeza y su pelo con los dedos y arañándole el cuero cabelludo, apretándolo más contra mis pechos. Él salía y entraba de mi, dentro y fuera, dentro y fuera, cada vez con mas fuerza y mas profundo, gruñía del esfuerzo de sujetarme, me agarró del pelo y tiró para que me arqueara y me dejara caer hacía atrás, donde me sujetó con uno de sus brazos mientras con el otro me movía para ayudarse con las embestidas. Estábamos medio sumergidos en el agua y eso nos ayudaba con los movimientos y estimulaba hasta el último de mis puntos erógenos.

– Más!… Más!. – No paraba de pedirle que siguiera, que no parara, que me diera fuerte, no me importaba nada ni nadie en ese momento, solo él y lo que me hacía sentir.-
– ¿Quieres más gatita? Oh! Estás muy mojada… Dios!. –

TJ incrementó las embestidas y fueron cada vez mas profundas, se agachó y atrapó uno de mis pezones con su boca mordiéndolo con fuerza haciéndome gritar, le agarré del pelo y lo apreté mas contra el pezón para que no parara y eso lo encendió más, una embestida, dos, tres, fuertes, precisas, me cogió del culo e introdujo uno de sus dedos por el otro orificio, lo que sentí fue delicioso, una explosión de placer subiéndome desde la zona mas baja por toda la columna hasta mi cabeza, que me cegó momentáneamente y retrocedió de nuevo bajando poco a poco formando el orgasmo, notaba como se iba formando por cada recodo de mi ser, podría decir que incluso lo veía chispear, TJ siguió con el dedo y las penetraciones cada más y más rápido y me pidió que me corriera, que a él le quedaba poco y fué lo que lo precipitó, bajando por mi columna, como una llamarada el fuego se alojó en mi vientre y empecé a convulsionar y a moverme por el orgasmo que invadió todo mi cuerpo, él frenó las embestidas y las convirtió en estocadas lentas y fuertes que me llegaban hasta lo más profundo de la vagina, un par de profundos empellones y noté como empezó a bombear y vaciarse dentro de mi, apreté mi vagina para alargarle el orgasmo y vaciar hasta la última gota que le quedara y con una última embestida se arqueó, gruñó a la luna y abrazándome para que no me hundiera se dejó caer sobre mi pecho y me lo besó. Salió de mí y acariciándome la mejilla me cogió de la mano y nos introdujimos en el agua nadando a la luz de la luna.

Cuando desperté de mi ensoñación en la ducha tenía la mano en la abertura de mi vagina y jadeaba, me estaba masturbando y ni siquiera sabía cuando había empezado, con una pierna levantada y apoyada en la pared, tocaba el clítoris haciendo círculos mientras me penetraba con dos dedos de la otra mano buscando el punto G que también encontraba y acariciaba TJ, jadeaba y pellizcaba el clítoris, las penetraciones cada vez más rápidas no conseguían la profundidad que anhelaba, medio frustrada y jadeante intensifiqué mis caricias y empecé a notar la llegada del tan deseado orgasmo, me apoyé en la pared que tenía detrás de la espalda y me abrí más de piernas y moviendo los dedos dentro y fuera de mi abertura y pellizcando con fuerza el clítoris llegué al orgasmo entre gritos y espasmos.
– Mmmm! Deliciosos juegos de verano…

Kat.

Visiten mi web para más...

www.katytiger.com


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com