Las almas

Por gabriel
Enviado el 07/08/2015, clasificado en Terror
319 visitas

Marcar como favorito

Martina se encontraba sentada en la silla de madera hecha por su abuelo. Leyendo un libro de Cortazar, fumando un cigarrillo barato, con los anteojos de lectura color rojo, se presentaba una escena casi sexy. Alejada de eso, se concentraba en las lineas de "Rayuela".
De pronto, levanta la cabeza y cierra el libro. No era producto de un parrafo una pagina, sino el simple hecho de volver a acordarse de lo que pudo haber evitado. Ese maldito recuerdo pasa una y otra vez por su cabeza, desde el dia en que se convirtió en memorablemente negro.
Se levanta del cuarto dirigiendose para la cocina. En busca de un vaso de agua que le hiciera olvidar un poco ese maldito recuerdo. Observa por la ventana ubicada arriba de las hornallas de la cocina, el paisaje urbano y gris que ofrecia la ciudad.
Tratando de encontrar a un ignoto que le llamara la atencion. Toma el agua, deja el vaso en su lugar y vuelve a retomar la lectura.
Al llegar al cuarto ve sorprendida que el libro no estaba en el lugar que ella lo dejó. Extrañada por el hecho, empieza a mirar alrededor si lo logra visualizar para refrescar su memoria en tiempo y espacio. Sin exito, vuelve a la cocina. Inspecciona ocularmente los rincones mas insolitos del lugar. Dada por vencida, vuelve al cuarto y ve que el libro estaba tirado en la
entrada al cuarto. La puerta se encontraba abierta, con ceño furncido piensa en que momento el libro aparece en el suelo.
Martina se encuentra parada, sospechando que alguien mas estaba en la casa. Para despejar conjeturas, deja el libro en el suelo sin tocarlo y vuelve a la cocina. Intuye dentro suyo que su mente le juega una mala pasada, toma otro vaso de agua para alejar esos temores psiquicos, respira profundo por unos segundos y vuelve al cuarto.
EL libro se encontraba en el mismo lugar. Martina recorre con sus ojos el cuarto, nada parece extraño ante su mirada.
Recoje el libro del suelo para salir de la casa y sentarse sobre una de las sillas de plastico del jardin delantero.
Cerrando la puerta, nota que en la reja de entrada, sobre el pestillo de la puerta, ve una hoja arrancada. Se acerca lentamente para ver si era un volante o un folleto de un negocio que suelen dejar los negocios del barrio. Al aproxiamrse,
Martina ve que no era un papel cualquiera, era una hoja del libro de Cortazar que estaba leyendo. Abre el libro y ve que faltaba la pagina 54. Toma el papel enganchado en la reja y mira que en el otro lado de la hoja estaba escrito con lapiz labial rojo un "te amo" con mayusculas. Mira para la calle intentando divisar a un posible humorista, al no encontrar dicho
anonimo, vuelve a la casa.
Dentro de la casa, se hace presente 2 sombras de color grisaceo que solo sus rostros se podrian identificar. Uno era su exnovio y el otro era su madre.
Martina los ve al borde del desmayo. Sobre el piso, se lee un "porque?" en color azul. La sombra de la madre larga un llanto aterrador casi susurrante. Ese sonido hacia que Martina se tapara los oidos y saliera corriendo de la casa. Huye por las calles con el libro de Cortazar cruzando en zig zag sin destino, solo queria escapar de ahi. Como aquel dia en que los
descubrió en su cama a su amado y a su madre luego de asesinarlos con puñaladas mientras dormian abrazados.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com