Erotika IV

Por Nicolás López Moreno
Enviado el 20/08/2015, clasificado en Adultos / eróticos
2357 visitas

Marcar como favorito

María era mucha mujer para cualquiera y el solo hecho de Juan pensar que lo tenía para él, lo turbaba, lo machacaba tanto que se decía –Dios esta mujer es para dejarlo todo por ella y pegarse a sus pies como lapa y caminar por donde vaya.

Una vez las medias totalmente quitadas y las braguitas Juan se lanzó con la boca abierta al manjar que tenía delante, comenzó con lamer con su lengua los labios mayores y luego el clítoris jugando con la punta de su lengua con él cómo tocando campanilla, María tenía un clítoris enorme, y comenzó a actuar con los denos de la mano derecha introduciéndolos en la vagina, esta estaba húmeda, muy húmeda, con lo cual los dedos entraban perfectamente, pero a pesar de todo paso por lengua que estaba entretenida aun con el clítoris y mojos los dos dedos centrales para volver los a meter en la vagina ella se retorcía de placer en el sofá, cuando noto que tenía movimiento muy repetitivos los quejidos iban a más, metió la lengua en la vagina sacando los dedos para acariciar el clítoris, ella se retorcía más y más en los juegos de Juan, - Te quiero gritaba, con el aliento cortado y la voz algo más ronca de lo normal debido que del nudo que tenía en la garganta que le secaba la boca, la mente de María era un festival de emociones y sensaciones, no miraba a nada tenía la mirada perdida y la mente totalmente confundida. Estaba llegando al orgasmo violentamente, cosa que Juan sabía con lo que aligero los movimientos de la lengua dentro de la vagina, y los dedos frotaban el clítoris dando vueltas sobre él, ella comenzó a agitar el culo y alzarse arqueando la espalda pues la cabeza la giraba sobre el brazo del sofá, se estaba corriendo con fuerza, furia – Por dios Juan te quiero, me corro, sigue massssssssssssssssss por favorrrrrrrrrr, yaaaaaaaaaaaaaaaa, yaaaaaaaaaaaaaaaa, uffffffff, ahhhhhhhhhh,ahhhhhhhhhh, balbuceaba María mientras se corría en la boca de Juan.

Este se apartó no sin darle un beso tierno, cariñoso al sexo de ella. Mientras aun mo -vía la cabeza de un lado a otro y ventilaba para tomar aliento y recuperarse del paseo por las nubes de orgasmo que la había subió el hombre que ella amaba.

Juan de separo de ella poco a poco aun observaba el sexo mojado de María, él tenía el miembro a punto de estallar, ella lo miraba mientras recobraba un poco el aliento

Él tomó la cerveza y bebió lo que quedaba de ella en un solo sorbo estaba de pie junto al sofá, María se levantó del este y se dirigió al refrigerador para tomar otras 2 cervezas, con ambas en las manos se dirigió hacia Juan le ofreció una y que este comenzó a beber un buche, ella tomó otro, se sentó en el sofá y dejo la botella junto a su pie, tomo con las manos el bóxer de Juan y comenzó a bajarlo saltando el pene de este como muelle impulsado por la erección y el deseo de salir de su prisión de una vez.

Ella tomó la cerveza tomo un trago sin tragar y se comenzó a meterse en la boca el pene de Juan, este notó el frio de la cerveza y luego es cosquilleo de las burbujas en su glande acompañado de un agradable escozor, ella comenzó a meterse más y más pene en la boca, ella bajaba y subía poco a poco él le toma la cabeza pero si presionar solo para acompañar los movimientos de ella, luego la saco completa y comenzó a jugar con la lengua en su glande, Juan comenzó a cerrar los ojos y a balbucear , - Siiiiiiiiii, agggggggggggggg, diosssssssssss, uffffffff. María tomó la cerveza y comenzó a derramar parte del contenido en el pene de Juan, este se estremecía al contacto con el burbujeante frescor de la cerveza, ella volvió a soltar la botella y chupa todo la derramada por el pene, Juan se le ponía los ojos en blanco, el place del escozor y la lengua cálida de María lo estaba volviendo loco, ella seguía castigando el pene sin piedad, Juan se estaba acelerando demasiado, no quería llegar y de seguir así lo haría en segundos le aparto el pene la echó para atrás en el sofá y con la botella en la mano en la otra blandeaba el pene buscándole la vagina de la muchacha, se la metió entera mientras derramaba cerveza en los pechos a la vez que bebía de ellos, los pezones duros como piedras comenzó a cabalgarla con furia y movimientos duros pero no demasiado rápidos soltó la botella en el suelo y agarro a María por el cuello con suavidad mientras la otra mano estaba en las nalgas de esta, eso le ayudaba a empujar más fuerte y moverse con más comodidad en el sofá, ella comenzó a cerrar los ojos y le decía – Juan por dios mátame, fuerte domíname yaaaaaaa, dameeeeeeeeee, el empujado le decía - toma María, es tuya todaaaaaaaaaa, tomaaaaaaaaa, tomaaaaaaaaa. El bajo la boca al pecho de ella y comenzó a morder el pezón y tirando con los dientes de él y luego lamerlo, ambos jadeaban y sudaban sus cuerpos estaban como en armonía ya que María comenzó a acompañar los embistes de Juan con sus caderas, el soltó el cuello de ella para que moviera la cabeza con libertad y el tomarla por la cintura con los dos brazos y poder hacer más fuerza contra el cuerpo de María , ella comenzó a gritar, - Juannnnnnnnnnnnnn, massssssssssssssssss, que me matassssssssssss, sigue así que me viene, yaaaaaaa. Juan comenzaba a acelerar para llegar el también el orgasmo, - Toma María, toma,yaaaaaaa, agggggggggggggg dios tomaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, Saco el pene de la vagina y se lo ofreció para que ella le sacara el semen y ponérselo encima de ella en su pubis, - Yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, grito juan.

Él se dejó caer encima de ella a brazados comenzaron a besarse.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao