Corre

Por La Decima Musa
Enviado el 28/09/2015, clasificado en Intriga / suspense
583 visitas

Marcar como favorito

El crupier repartió las cartas, bajo la luz blanca. Siempre se me hizo raro el tapiz verde, su textura y color brillante. Me recuerda a las flores de plástico, los campos de golf y las piscinas de los hoteles.  Decían que una vez Johny el Gordo había tirado a uno por el balcón, cayendo a dos metros de la piscina.  Un mal salto,dijeron. Balconing dijeron. Hoy Johny G está sentado a mucho menos de dos metros de mí, casi puedo oler su sudor pegajoso. Masca su puro y sonríe como una hiena. No muy lejos de el esta el inglés. Sabe que si pierde, su vida (si sus hábitos de los últimos años permitían llamarle así), estará definitvamente acabada. El sudor perla su frente, está absorto en las cartas.


No sé cuantas horas llevamos aquí encerrados, el día de ayer parece tan lejano e irreal. La adrenalina a veces hace jugadas con el tiempo. Como aquella vez que Olivier y yo corrimos tras robar una gasolinera. Estuvimos casi cuatro horas sin parar hasta que Olivier cayó de bruces contra el suelo. Como nos reímos cuando el muy cabrón se levantó y se le había pegado un trozo de papel de tiggreton en la cara.  Aquellos habían sido buenos tiempos. Por que nos habíamos metido en esto?


Siento una presión en el pecho. Es que nadie puede abrir las ventanas? Hace cuánto que no respira este garito? El humo de cientos de cigarrillos está adherido a sus sucias paredes y su deslucida moqueta. El humo de cuantos perdedores? Imagino a sus fantasmas cifrando mensajes ocultos en las formas que se dibujan en el aire. -Echadme una mano y yo os vengaré... - Me digo para mis adentros.  Pero voy a necesitar algo que más que la ayuda de viejos perdedores sentenciados. Destapo las cartas atento a no mostrar ninguna reacción exterior. "Soy una isla, soy una isla..". Ciertamente una isla rodeada de tiburones que huelen mi sangre. Un as, dos....no puede ser... el milagro ha ocurrido, la suerte por una vez está de mi lado. La salvación está cerca...pienso en la cara de Olivier, pálida y sin vida en aquel callejón. Por qué nos habíamos metido en esto? Yo aún podía arreglarlo.


Destapo la tercera carta y...otro as. La adrenalina recorre mi cuerpo. El tipo que tengo a la izquierda, (era Renfy, Reynold?), emite un silbido por lo bajo. La tensión se puede cortar con un cuchillo. Al inglés le tiemblan las manos. Esta es mi oportunidad de salirme. Le prometí a Irene que esta era la última vez, que nos iríamos muy lejos y tendríamos una vida normal.


La azafata se acerca a ofrecernos una bebida.  La conozco desde hace meses. Es una buena chica, aunque adicta a las relaciones complicadas. Parece que tras solucionarle el asunto de su novio, ha vuelto a levantar cabeza. Las heridas han cicatrizado y vuelve a sonreír. Se acerca a la mesa silenciosa, como se espera de ella, y ofrece con gracia copas de vodka y ron. Nuestras miradas se encuentran por un momento. Sus ojos se agrandan ligerísimamente, una expresión fugaz cruza su rostro.. Una especie de secreta compasión. El terror me invade. Puedo leer en sus ojos mi destino.  Todas las células de mi cuerpo me gritan que salga de ahi.  Vuelco la mesa de un golpe y salto por encima como a cámara lenta. Las paredes se llenan de pólvora cuando Johny y sus secuaces sacan las armas.  Pero yo soy mas rápido y consigo evadirme, entre decenas de ojos atónitos....Corro fuera del local, como en un sueño. Sé que me persiguen pero yo no miro atrás. Continúo corriendo, abandono los intramuros de la ciudad, hasta que  llego a una extensión donde todo es horizonte y campo . Irene me está esperando. Su melena oscura tapándole media cara, la mirada preocupada. Me parece mas radiante que nunca. Me mira desde el interior del coche.Sonrío y me acerco a ella, apenas sin respiración.
- Ha ido todo bien? Me dice.
 -Genial. Vámonos
-A dónde?
-Lo mas lejos que puedas.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com