Los Aseos (Para Cristina) 2

Por Porgu
Enviado el 22/12/2015, clasificado en Adultos / eróticos
3907 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Los Aseos (2)

Empiezo a bajarte el vestido hasta terminar quedándome de rodillas ante ti, mi cara está frente a tu tanga verde, aprecio que tú coño está muy bien depilado. Dejo el vestido sobre el lavabo y empiezo a acariciar tu entrepierna con tú ropa interior aun puesta. Ahora llevo mis manos a tú culo y tú me ofreces tu coño para que hunda mi boca en el. Primero te lo lamo con el tenga puesto e inmediatamente después quitas mi cara de tu entrepierna y empiezas a bajar el tanga, termino yo por sacarlo de entre tus piernas. Tus tetas aun dentro de su cárcel se las nota que están desesperadas por salir del encierro y las regalas la libertad, mientras lamo, beso y muerdo tú coño mis manos en tú culo haciendo fuerza para intentar entrar en tu coño con toda mi dureza.

 

Mientras que sigo devorando tu coño y mis manos abriéndote los cachetes del culo, mis dedos empiezan a profundizar en tu ano.

No te extrañas por ello y sigo con bastante celeridad mi dilatación de tu culo.

Tu coño está caliente y no húmedo porque está empapado por tus jugos. Jugos de un sabor maravilloso, sabor a sexo, sabor a pasión, a lujuria. En definitiva a ti.

Ya estás caliente, muy caliente. Me pongo de pie frente a ti. Mientras subo paso mi boca por tus tetas y las beso, hago círculos con mi lengua alrededor de tus preciosos pezones y grandes aureolas. Tienes los pezones durísimos, después de lamerlos presiono en ellos con mis labios y sigo lamiendo con mi lengua. Tú empujas mi cabeza contra tus tetas y llevas tu otra mano a mi polla.

 

Mientras sigo lamiéndote los pechos y tú sigues acariciando con pasión mi polla y los huevos, abres las piernas y haces que mi polla acaricie todo tú coño.

Pasa mi la polla por todo el coño sin llegar a introducirte el glande en tú vulva. Mientras me haces sufrir con esas caricias sobre tú coño, te beso apasionada mente, gimo, mordisqueo tú cuello, lamo los lóbulos de tus orejas. También sueltas algún que otro gemido, tuerces la cabeza para que pueda besarte el cuello mejor.

Ahora te llevo hasta el lavabo del Aseo, te pones frente al espejo y yo detrás de ti. Sigo con los besos en el cuello, mientras intercalo miradas al espeja para ver tu cara de excitación y mirar tus preciosas tetas y tú coño apoyado en el lavabo. Mi polla está entre tus nalgas, hago rozar mi polla con tú culo, una de mis manos está en tu coño acariciando el clítoris, la otra esta estrujando tu pecho y retorciendo con dulzura tu pezón. Ahora si gimes, intentas darte la vuelta para besarme, pero no te dejo. Deslizo mi polla desde detrás entre tus piernas, acariciando tus labios vaginales con ella.

 

Empiezas a gemir un poco más, eso me pone muy cachondo. Ahora con mis piernas hago que abras más las tuyas, meto mi mano por detrás hasta llegar al coño y comprobar que sigue empapado, separo un poco los labios vaginales y de un fuerte golpe te introduzco la polla hasta el fondo. Tú gemido aumento de intensidad, me insultabas y me pedias que siguiera mete saca con esa intensidad. Al ver tú cara reflejada en el espejo mi estado de excitación seguía aumentando, mientras seguía metiéndotela conseguiste retorcerte para dar me un beso en el cual me mordiste los labios. Me quejo, pero de placer y mientras dura tú mordisco te penetro con todas mis fuerzas para partirte por la mitad. Cuando me sueltas los labios, me pides que deje en paz tú coño y que te penetre el culo, mientras seguía en tu coño, bajé mi mano hasta tu ano para comprobar si seguía dilatado. Comprobé que lo seguía algo, entonces llevé tus jugos hasta tu ano para lubricarlo un poco. Rápido volvió a dilatarse y estaba listo para recibir mi polla.

 

Te pregunté si estabas lista para que te introdujera la polla. Me miraste a través del espejo, luego giraste la cabeza y me miraste directamente y me dijiste que te partiera tu culito que era para mí. No tarde más de un suspiro en metértela con cierta fuerza y hasta el fondo, tú cara era una mezcla de pequeño dolor al principio y de placer a los pocos mete saca. Te agarraba de la cintura, no para atraerte hacia mí, porque no hacía falta, tú misma empujabas para que te clavara mi polla hasta el fondo, seguimos así hasta que empecé a notar que mi excitación era demasiado extrema y saque la polla de tu maravilloso culo, me relajé y decidí que volvería a metértela en el coño hasta que me corriera. Deseaba cometer el maravilloso error de dejarte embarazada, de que mis bichitos se aferraran en tu interior y naciera de tú una criatura de la maravillosa lujuria y pasión. Te coloqué encima del lavabo abrí tus piernas, llevé mi mano a tu coño metí bruscamente dos dedos dentro de ti, presioné fuertemente tú clítoris, gemiste de tal forma que parecía que te quejabas pero tú cara decía lo contrario. Me insultabas "Cabrón, hazme gozar" "Cabrón, no pares" "Cabrón, fóllame también el culo con los dedos" "Cabrón, hazme gozar, hazme daño"

Todos estos insultos me ponían a cien. El frenesí de mi mete saca era tremendo, mis piernas temblaban, tus manos se clavan en mi espalda, tus piernas se cierran entorno a mi cuerpo, la tensión aumentan, los gemidos también, los insultos no cesan. Te agarro de la nuca y de la cintura, te atraigo hasta mi. Estos ya sí que son mis últimos empujones, los doy con todas mis fuerzas y exploto dentro de ti. Te abrazo, tú me retiras, te bajas del lavabo y bajas hasta ponerte de rodillas. Me insultas de nuevo "Cabrón, ahora voy limpiarte esta pollita folladora" y me la dejaste impregnada de tú maravillosa saliva. Te pusiste en pie, nos besamos, nos vestimos y salimos juntos de la oficina. Mientras nos dirigíamos a los coches te invité a cenar y aceptaste... y...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com