TE EXTRAÑO

Por Almeza R.
Enviado el 22/12/2015, clasificado en Adultos / eróticos
3203 visitas

Marcar como favorito

¿Dónde está tu cuerpo que da calor a mi cama? ¿Dónde tu risa que ilumina mi mañana?

Anhelo tu aliento sobre mi espalda, el suave ronroneo de tu respirar a mi lado cada noche. Pero no estás. Sueño con tus besos cálidos. Con el olor de tu piel. Con tus manos recorriéndome entera. Suspiro por esos dedos que me saben dibujar y pellizcan mis pezones haciéndome gemir, que acarician y exploran mi sexo provocando el deseo y las ansias de ti. Me falta el aire recordando esa virilidad tuya que me penetra, me llena, desboca mis sentidos y me hace estallar en mil colores, en mil cielos que, hoy, te ocultan de mi. Me retuerzo en la cama, en ese sitio frío sin ti, amargo por tu ausencia y mi piel tiembla triste añorándote.

Entonces mis manís me recorren pensando en las tuyas. Se pasean por mis labios para que besen uno a uno sus dedos, para que ellos los acaricien. Descienden lentos a perfilar las curvas de mis pechos y vivir sus caricias como si fuesen tuyas. El calor del placer alcanza mi sexo que se humedece, palpita y tiembla. O tiemblo yo entera, perdida mi mente en la holografía de tu cuerpo desnudó que mis ojos cerrados recrean como si allí mismo te tuviesen. Aún no se cómo pero tu olor me invade. El olor de tu sexo vibrante, cargado con el deseo de perderse en mi, igual que se pierden mis dedos en roces que me arrancan gemidos. Aprieto las piernas para que su entrar sea más parecido al envite de tu miembro. Muevo las nalgas. Acudo a la llamada entre jadeos y suspiros. Refuerzo el cuerpo en un esfuerzo final que lleva mis jugos al ardiente volcán de una vulva que se derrite sobre tu ausencia, haciéndome estallar para ti.

Sin embargo, tú no verás mi placer. No sabrás de la locura que tu recuerdo me provoca, ni tendrás conciencia del grito desgarrador que surge de mi, del gemido ancestral que me libera, de la desesperación por no tenerte. Mañana, cuando despierte, volverás a faltarme, volverás a estar ausente y, desde esa ausencia, lograrás que mi cuerpo y mi garganta vuelvan a desgarrarse por ti.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com