Mi dulce Melodía

Por Eneksari
Enviado el 25/12/2015, clasificado en Varios / otros
365 visitas

Marcar como favorito

No consigo conciliar el sueño, parece que se aleja de mí. Estoy cansada y noche tras noche surgen las terribles horas de insomnio.

Paso el día apaciblemente y según el sol comienza a retirarse, siento  palpitar mi corazón, no por favor, que esta noche pueda dormir, necesito descansar, no entiendo que me sucede, quizás me estoy transtornando, probablemente la falta de sueño sea el problema.

Pasa  el tiempo y comienzo a tener miedo a las noches,  las horas  se hacen eternas, ese silencio tan absoluto quizás me aterra más que la oscuridad,me hago mil preguntas a las cuales apenas tengo respuestas.

Si al menos pudiera dormir tres horas, me sentiría más descansada. Cuántos pensamientos surgen durante ese tiempo interminable que me encuentro esperando el amanecer, sí ,esos rayos de sol que se cuelan por mi ventana, me saludan y puedo respirar algo más tranquila.

No puedo permanecer así mucho tiempo, el agotamiento se aprecia,mis compañeros me miran con recelo, estoy descentrada, seria,apatica vulnerable y muy irritable. A pesar de ello, no quiero dar explicaciones,no deseo que sepan mi problema, quizás porque me aterra hablar de ello.

No van a entender mis terrores nocturnos, las horas que paso en el silencio de  las eternas noches.

Me los imagino dándome consejitos, prueba éste método que es muy eficaz, uno tras otro intentarán que utilice sus habilidades para dormir y no entenderán que ya no hay nada milagroso para mí.

Mi transtorno del sueño llega a unas cotas muy altas, me descuido en mi aspecto, la gente me mira en la calle, creen que hablo sola, que ingenuos son, porqué no puedo hablar con quien quiera, siempre me acompaña alguien en mi paseo mañanero en ese momento que comienza a aclarar el cielo,me cuentan muchas historias, algunas no llego a entenderlas, otras son insulsas,incluso me hablan en diversos idiomas, quizás quieren que practique sus lenguas.Da igual si no les entiendo, me distraen y de eso se trata. 

Creo que mi mente divaga,será que se está aliando con la noche, escucho música pero no la tengo puesta,y está en mi interior. Esto es de locos, será que yo ya lo estoy.Bueno que le voy a hacer, ésta melodía me gusta por lo tanto dejaré que también me acompañe.

He dejado de lado al resto de mis acompañantes mañaneros, ya solo quiero pasear con esas canciones que me ponen en mi cerebro, es curioso porque las puedo modificar a mi antojo.

Mi dulce melodía me transporta a paisajes fantásticos,que se mueven al son de la música, llenos de formas y colores.

Ya no necesito nada más. No sé si podré dormir,  quizás ahora sí porque mi melodía me cuidará eternamente.

Mi Dulce Melodía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com