CORAZA PARTE 2

Por green
Enviado el 01/01/2016, clasificado en Varios / otros
192 visitas

Marcar como favorito

Primero había que ponerse el gorro que era de tejido elástico de color marengo con electrodos monopolares, de los que salían unos cables, una vez hecho, los conectamos a través de conector que a su vez, iría conectado a la placa madre del ordenador y lo encendimos. En el monitor, apareció la imagen de mi cerebro. A continuación, pusimos el gel en los electrodos que estimulaba las partes dañadas de mi mente y vimos como los impulsos iban regenerandose otra vez. Así que, en teoría, debía funcionar. Con ayuda de Vity me puse en la camilla que estaba en el centro de una sala apartada del resto vivienda, en un extremo de misma, estaba situada la aplicación de monitorización remota Thermo Scientific™ Cymon™, al lado y encima de una mesa había «brazo robótico articulado de adaptabilidad selectiva» (SCARA), en la otra parte, habíamos colocado el software Thermo Scientific™ Momentum 4 se ha diseñado para eliminar la necesidad de corregir manualmente las desviaciones que se producen con el tiempo mediante la compensación automática de las variaciones posicionales. Y como ayudante hicimos a un pequeño y eficaz robot inteligente thermo Scientific™Spinnaker™. A continuación, me colocó la pierna biónica que tenía un sensor conectado a uno de los cables del gorro. Entonces, dí la orden para que se moviera y no sucedió nada.
Después de varios intentos, volvimos a probar y percibimos en la pantalla que la imagen de mi cerebro empezaba a cambiar. Las conexiones iban surgiendo por primera vez, un instante después, una chispa de electricidad recorrió el cable desde el electrodo hasta el sensor y la pierna se movió, así mismo lo probamos con los demás y funcionaba !!!FUNCIONABA¡¡¡

Era más fuerte, más rápido que antes, podía correr, saltar y todo ello, sin arriesgar la integridad de mis músculos. Por unos segundos los ojos se me llenaron de lágrimas, pero ese momento tan emotivo, fue interrumpido por un ruido de cristales rotos y Viti me dijo:

- Quedate aquí, voy a ver pasa.

Yo:- Vale.

Después de un rato, al ver que no volvía le seguí, le encontre tirado en el suelo inconsciente y ví a tres tipos robandome.

Todo estaba en penumbra, pero en esa tenue oscuridad se distinguía mí silueta, uno de ellos me vió y quiso darme un puñetazo, pero como era un fanatico de las artes marciales a raiz de ver a los ocho años karate kid, había aprendido defensa personal antes de enfermar y el movimiento me salió tan natural como si nunca hubiera dejado de hacerlo.
Le intercepto el golpe desviandole la muñeca derecha con el canto de mí mano izquierda hacía la derecha, seguidamente con mí puño derecho le dí en el estomago, a continuación, con el izquierdo le golpeé en la cara y, por último, le metí una patada en los huevos.

Al ver esto, uno de sus colegas, me empujo contra la pared y me cogió del cuello. Por un momento no supe que hacer, pero enseguida, le pase mi brazo derecho por encima de su brazo izquierdo hasta cogerle la muñeca derecha, a la vez, el brazo izquierdo va directamente a mi pecho metí la pierna izquierda delante y le hice caer al suelo. Cogí distancia, el se levantó, venía hacia mí, preparé mí brazo y lo descargué con fuerza lanzándole contra la pared.

Solo quedaba uno, como no podía ser menos se me encaró. Entonces, con mí pierna izquierda le golpeé en su rodilla derecha, sin perder tiempo, con mí puño derecho le dí en las costillas y, para terminar, con mí brazo izquierdo le metí un golpe en el cuello del lado izquierdo, todo a la vez y, cayó desplomado.

Después de aquello, me dí cuenta de lo que podría hacer con lo que había creado y le pedí a Viti que desmontara la silla, al igual, que las protesis, para que formarán parte del esqueleto de la misma pieza a pieza y que luego la volviera a montar. Para que se transformara en una especie de armadura en caso necesario, poniendo un botón oculto en el mando para emergencias.

Desde entonces, he salvado a gente que se quería suicidar, me he metido en edificios en llamas rescatando a personas y frustrado atracos, me llaman ¡¡¡CORAZA!!!
Desafortunadamente llegó un punto en el que no podía seguir viviendo solo. Así que, ahora vivo en el CRE (Centro de Referencia Estatal) casualmente, volví a ver a Eva porque ahora trabajaba allí, tomamos un café y nos pusimos al día, después fue a trabajar, pero como estaba en el CRE nos volveriamos a ver. Y también, eso me a permitido ver que no soy el unico con algún tipo de cualidad especial, he conocido a otros…

Como Francisco Javier apodado Fj (Era muy alegre y simpatico pero algo gamberro, moreno y fuerte) tiene paralisis cerebral y esta en una silla de ruedas. No obstante, también nació con un don podía crear escudos de energía con la mente. Pero eso tenía un alto precio, sus cualidades afectan al cancer de estomago que padece y como es natural lo odiaba porque solo le proporcionaba sufrimiento, esta que conoció a Edu, él le motivo a que utilizará sus poderes para ayudar a las personas y con el tiempo le conocerían como ¡¡¡ESCUDO!!!

Y a Jose Manuel (Era un poco agrio, a veces faltoso y parecía siempre malhumorado, pero tenía un humor negro, también tenía el pelo rubio corto y de punta y era muy delgado) era un paracaidista del ejercito, que en una misión sufrió un accidente. Por el cual, estuvo a punto de morir y de hecho, por unos instantes murió, pero su corazón volvió a bombear sangre justo antes de quedar en coma. Al despertar, le informaron de que tuvo una lesión medular y que no volvería a andar.
Con el tiempo, se dio cuenta de que no volvió como antes, podía salir de su cuerpo y entrar en otro plano de existencia. En ese modo fantasmal, volvía a ser normal, solo que era invisible a nuestros ojos y utilizaba su entrenamiento militar para solucionar problemas, pero si moría en este plano, también en el otro y viceversa, el era ¡¡¡ASTRAL!!!

Llegará el día en que salgamos a la luz, pero por el momento estamos camuflados entre la gente, porque si descubrieran lo que podemos hacer nos perseguirían, experimentarían con mis amigos y a mí me utilizarían como un arma. Así que, nuestra unica defensa es la vulnerabilidad.

                                                FIN

Cerca de allí, en un laboratorio subterráneo, una cadena de montaje esta introduciendo un superordenador que simula un cerebro humano, en un robot casi indestructible y uno se inicia solo buscando a su creador.
Entonces, un cientifico se acerca a él y dice:

- Yo soy tu creador !!!SR1¡¡¡

Entonces, el robot le coge y atravesandole el pecho con el brazo dice:

- No soy sr1, soy Sentinel.


(Dedicado a FJ y Jose Manuel eran personas increibles)


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com