Mi cuñada 2

Por Gitano
Enviado el 18/01/2016, clasificado en Adultos / eróticos
9310 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Me senté en el sillón de la sala, mi miembro todavía estaba erecto.
Ella se sentó junto a mi saboreándose todavía mi eyaculación.
Estas bien? Pregunte. Si, me dijo. Pero todavía estoy caliente...
Me beso y acarició mi pene con su mano, jugamos con nuestras lenguas y mordíamos nuestros labios, mientras yo acariciaba y apretaba sus enormes tetas.
Se inclino y empezó a lamer y succionar mi pene que se endureció nuevamente.
Levante su falda y acaricié su vulva metiendo mis dedos repetidamente, estaba empapada de excitación.
Se levantó, paso su pierna sobre mi, tomó mi pene con su mano y lo alineó con su mojada vagina, sentándose de un sólo golpe entro todo lo largo de mi pene en su caliente agujero.
Dio un gran gemido y empezó a cabalgar.
Es grande, la siento hasta mi garganta; dijo.
Frente a mi cara sus dos hermosas tetas rebotaban con cada cabalgada.
Las chupe, mordí, acaricié y apreté, me perdí entre esos dos montes.
Se levanto y volvió a saborear mi miembro dando fuertes succiones y lamiendo mis testículos.
Subió un poco y abrazo mi miembro con sus grandes pechos, subiendo y bajando lenta y rápidamente.
Se puso en la alfombra en cuatro, levanto su falda, hizo a un lado su encaje negro dejándome ver el maravilloso paisaje entre sus piernas y sus nalgas.
Dame rico, me dijo.
Se la metí y comencé a bombear rápido y con fuerza.
Me voy a venir! Dijo entre fuertes gemidos. Aaaaah!
Sentí mi verga bañarse en sus jugos vaginales.
Con su respiración agitada dijo; que delicia!... Me gusta mucho!... Mientras yo seguía mis movimientos más suavemente.
Puse un dedo en su ano y lo acaricié con movimientos circulares, lo moje con saliva y lo metí despacio.
Quieres cogerme por atrás?... No terminaba la pregunta cuando ya tenía yo mi pene recargado en su culo listo para ensartarla.
Espera! Dijo al mismo tiempo que se volteaba para chupar mi verga, la mojó toda con su saliva y se volteo de nuevo.
Yo hice lo mismo con su ano, lo llene de saliva y comencé a empujar mi duro miembro despacio, cuando entró ella grito. Aaaaaah!...despacito! Dijo.
Comencé a bombear cada vez mas rápido mientras ella gemía fuertemente.
Aaaargh!... Me duele!... Es muy grande!... Me duele!.
Me detuve y le pregunte; quieres que lo saque?.
No lo saques! Dijo.
Me duele un poco pero también me gusta, sigue, no te preocupes si grito un poco.
Eso me excitó aún mas y comencé a bombear de nuevo cada vez más rápido y mas profundo mientras ella daba fuertes gemidos y gritos.
Me voy a venir! Exclamé.
Si!...lléname el culo de leche caliente! Dijo ella.
Sentí mi verga hincharse y escupir una y otra vez mi leche dentro de su apretado culo.
Lo saque despacio y ella dejo escapar un último gemido, se volteo y pude ver como escurría sudor de su frente a sus sonrojadas mejillas, bajando por su cuello hasta perderse entre sus jugosos pechos.
Entre nuestra respiración todavía acelerada se acercó y besó mis labios suavemente.
Gracias; dijo con voz baja.
Se levanto y me preguntó; quieres un café? Si por favor, respondí.
Cómo te gusta? Preguntó. Negro, contesté.
Yo lo voy a tomar con leche, dijo ella con tono travieso al mismo tiempo que se mordía el labio y me guiñaba un ojo.
Caminó hacia la cocina mientras yo la observaba pensando en ir  mañana a visitar a mi otra cuñada.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com