Maddie... Haré lo que sea (2)

Por TócameSinConsentimiento
Enviado el 27/01/2016, clasificado en Adultos / eróticos
7496 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

... Cuando estábamos descansando escuchamos gritos de placer de la pareja que ocupaba el cuarto de en junto, eran salvajes, gritaban como si fueran los únicos animales de la jungla apareándose…

Nos pusimos unas batas y fuimos juntos al baño, por si había algún acosador o tipo raro en el servicio. Primero pasó mi castaña, yo espere afuera, pero escuche que los tipos del cuarto cercano al mío aún seguían con su faena, me excité tanto que tuve que entrar a cogerme a la chica que me tiene loco; Sin previo aviso entré al baño, la despojé de su bata, la monte en el lavamanos y comencé a satisfacerme. Ella al principio se negaba por temor, pero en cuanto aumente la velocidad olvidó el pudor, gemíamos al unísono, cada grito de placer era una nota perfecta en una partitura. Estábamos por llegar al climax cuando sentí que alguien nos observaba.

-¡Erick, si no tenías para un cuarto la hubieras llevado a tu casa! jajaja- dijo Sofía sin despegar los ojos, pero la sonrisa se le borró cuando identifico a la chica a la cuál hacía retorcerse en un orgasmo.

-¡No es lo que crees Sofía!... yo… Yo puedo explicarlo- dije mientras intentaba que ella no fuera a contarle a su novio.

-Marco se va a Morir… -  logró pronunciar, sin dejar de mirar a mi novia, que apenas se estaba recomponiendo –¿Violaste a Maddie, acaso la drogaste?- me miró a mí -¡Es la Hermanita de tu mejor amigo!-

-¡Lo sé!-

Maddie recobró el aliento y dijo –S-Somos novios… Pero si mi hermano se entera… tendremos que mudarnos… y no me dejara ver a E-Erick- termino sollozando.

-…-

-Por favor… Haré lo que sea… Pero no le digas a Marco- hablé decidido.

Los Observo un rato  y sonrió –No sabes el error que cometiste- hizo una pausa –Marco no dura más de dos corridas y se duerme hasta el amanecer… Si me complacen, no le diré nada-. Nos observamos mutuamente, nos encamino a el cuarto que pagué para mi chica y yo y se lanzó a nuestra cama.

-¡¿Quieres Hacer un trío con el mejor amigo y hermanita de tu novio?!- pregunte con notoria sorpresa.

-Tú te estás cogiendo a la hermana, Yo solo quiero Buen Sexo- ella no tenía pelos en la lengua.

Se Quito lo poco de ropa que traía, ella era bonita, no tenía la delantera ni la ternura de Maddie pero al ojo del hombre era perfecta para una película porno; se Recostó y abrió las piernas, miré a mi novia buscando su autorización, pero solo encontré una mirada confundida. Me acerque pensando que quería que la follara pero…

-Vengan los dos y háganme un oral-

Me acerque e indique a Maddie como hacerlo, ella no quería pero luego de unas cuantas amenazas de Sofía, aceptó muerta de vergüenza. Ambos acercamos nuestras lenguas y otorgamos una gran felación, ella se retorcía feliz, y mi castaña no podía creer lo que estaba pasando. Yo a decir verdad estaba en mi salsa. Sofía le quitó la bata y le dijo que se tirara de espaldas a la cama, yo tuve que acomodarla ya que ella no quería hacer caso. La Rubia comenzó a besarla profundamente y a jugar con sus senos; Nunca pensé que Sofía fuera Bi-Sexual. Maddie lloraba, no sé si de asco o por la humillación, Yo aprovechaba la vista.

Luego Sofía Abrió las piernas de la Castaña, y se acomodó en la famosa pose de las “Tijeras”, y comenzó prácticamente a violarla, sus pubis se unieron y solo podía escuchar gemidos de ambas féminas. Me ordeno follar a Maddie sin condón, mientras yo la masturbaba, ella aprovechaba para lamer a mi novia y ocasionalmente comerle la boca, las hice llegar al orgasmo, y después de un rato llené de mis fluidos la cavidad de mi princesita. Por ultimo me pidió un anal, mientras ella brotaba su clítoris salvajemente al de la ondulada que desfallecía de cansancio.

Se vistió y se fue a su cuarto diciendo que este era solo el comienzo, ya que su silencio era muy caro, y solo se pagaba en carne. Cuando cruzó la puerta Maddie me abrazó, y rompió en llanto; comencé a consolarla y luego la Folle por media hora hasta que cayó dormida, así ella descansaría y se olvidaría por un rato, de lo que había sucedido…

 

Continuara (¿?)


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com