Plaff… y se fue la vida

Por chivo
Enviado el 22/03/2013, clasificado en Varios / otros
551 visitas

Marcar como favorito

Desde hace algún tiempo siempre pienso en el final de la vida, eso realmente me preocupa bastante, aunque pasa a ratos, pasa de todas formas por la mente y después se disuelve como por encanto, tanto en el trabajo, como en el seno de la familia. Es un fenómeno que todos de una u otra forma nos pasa, no estoy en la mente de los demás pero los seres humanos salvo casos muy especiales y que no conozco, piensan y actúan bajo patrones regulares y el pensamiento del final de la vida es uno de ellos, que se maneja en silencio de vez en vez y sobre todo por aquellos que ya cuentan algunas canas.

 

Mi criterio es que según el régimen de entretenimiento o trabajo a que este sometido el individuo, así serán sus reflexiones sobre las cosas y sobre el mismo y es un hecho que existen estos pensamientos y no tengo por que ponerlos en duda.

 

No tengo muchas respuestas sobre el particular pero la existencia de los cultos y religiones entre otras cualidades que poseen como creencias, también sirven de refugio del individuo, es por todo lo anterior que la famosas frases de que habrá después del final en esta vida, o que a todos nos toca, funcionan independiente del nivel social o cualquier otra diferencia que exista entre los semejantes.

 

No puedo decir que soy ateo, pero la existencia de un ser supremo es realmente difícil de creer a pesar de cómo dirían algunos, todo encaja muy bien y no parece ser obra ni de la casualidad ni de la evolución, pero también existen tantas y tantas desigualdades que si el ser supremo se manifestara en alguna forma o manera, la pregunta es, porque permitir que existan tantas y tantas diferencias y muchas desde el mismo momento de nacer. Ser seres racionales y pensantes nos dio una ventaja sobre los demás inquilinos de este mundo,¿quien nos adjudicó ese derecho y por qué?, todos los que habitamos este planeta merecemos independientemente de la evolución un destino equilibrado y justo y solo las ley de la supervivencia es una de los fenómenos mas crueles que se encuentran a cada momento en los individuos, tanto animales, como vegetales.

 

A modo de resumen, desde el mismo momento de nacer ya estamos condenados a dejar de existir, el lapsus de vida es tan pequeño, considerando los tiempos de desarrollo y evolución del universo, que me atrevo a decir que no estamos de paso, prácticamente estamos pasando desde el propio nacimiento.

 

Ojalá y estos pensamientos no me atormenten demasiado, apartar a diario estas ideas es lo que debe hacerse y seguir nuestro destino, mi deseo infinito es equivocarme y que después al fin no tenga que pensar, plaff… y se fue la vida.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com