El beso robado

Por Jesús A.
Enviado el 14/03/2016, clasificado en Infantiles / Juveniles
268 visitas

Marcar como favorito

Eran todavía dos adolescentes, cuando Juana, que era una chica muy guapa y muy simpática, de las que andaban los chicos detrás de ella como moscas, pero que a ninguno le daba chance, porque ninguno de los conocidos le interesaba para ser su pareja. Excepto Ginés, que era un chico muy simpático, sin embargo no era muy guapo que digamos y aunque andaba detrás de ella todos los días, contándole chistes y cantándole canciones de amor al oído, al final también su mente lo rechazaba, pues no se veía en un futuro, en brazos de un hombre tan poco agraciado.

No obstante, Ginés un día tras otro insistía sin desanimarse, con el mismo plan de siempre, que era (después de darle el beso de rigor en la mejilla) su simpatía y su personalidad para cantarle al oído, que aunque no tenía muy buena voz, tenía mucha confianza en sí mismo y mucha gallardía.

El tiempo pasaba y la parejita, al no vivir muy lejos uno del otro en el mismo pueblo, se veían con otros jóvenes casi todos los días de una manera parecida y un día Ginés en vez de darle el beso acostumbrado en la mejilla de Juana se lo dio en la boca y desde ese día vinieron muchos más besos, hasta que un buen día, se unieron para siempre en matrimonio.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao