Entre el ying y el yang

Por david gallagher
Enviado el 03/04/2013, clasificado en Varios / otros
656 visitas

Marcar como favorito

2011...

El paralelismo entre el bien y el mal, la noche y el día o la muerte y la vida, tan diferentes y  necesarios, así se rige nuestro mundo, sin luz no existe la sombra, sin vida, no podemos morir y no se entiendo que es el bien, si no lo distinguimos del mal. El ying y el yang, el dualismo del universo. Hacia tiempo que no escribía, pero lo necesidad de canalizar mis pensamientos han hecho explotar contándoselo a ustedes. A todo esto no puedo esconder la necesidad de empezar hablando de la capacidad de aceptación que sugiero para continuar leyendo. Son cosas que a priori pueden oler a superstición e incienso pero no son más que la pura verdad, mi verdad, que a la vez es la vuestra, si demostráis empatía y capacidad de raciocinio.

Conozco que podrá resultar un texto impropio de lo que viene siendo este blog, pero siento que debo decirlo. Tenemos capacidad de razonar y, por supuesto, licencia para soñar. El mundo esta sumergido en un desequilibro cegado por nuestras expectativas. Cada vez somos más vulnerables y tenemos un miedo subconsciente a lo que nos puede ocurrir.

Hemos fracaso en una misión de concienciación que lleva años pregonándose. Nos escondemos en el alcohol,  tabaco,  consumo, hipocresía, todas estas drogas sin contar narcóticos o estimulantes. Parece que hemos perdido el norte, si alguna vez lo trazamos, y vuelve a repetirse la misma historia. Hemos dejado de pensar, de leer, no sabemos ni de donde procedemos ni a que nos debemos. El ser humano como tal, ha perdido su ser, el conocimiento del mismo, su razón e identidad. Nos embaucamos en guerras que parecen haber estallado en oriente. La televisión y los periódicos nos cuentan que hay miseria.

Japón ha quedado arrasado, a expensas de riesgo nuclear y con miles de desaparecidos por el mar que tanto maltrataron. Los regimenes de oriente se desploman uno a uno causando más muerte y miseria. Palestina sigue buscando su tierra prometida en la franja de Gaza y a punta de pistola. África, ya no es más que una gran guerra civil provocada por las grandes potencias occidentales. Saharauis, Apartheid, Sierra Leona, Mubarak… Mientras aquí debemos de estar agradecidos porque; no solo nos quedamos sin hogares, además nos condenan a pagar el valor de mismo, somos presos con trajes de corbata y vestidos de tacón sentenciados a  cadena perpetua.

Como decía la prosa; “un militar tiene menos enemigos que un labrador, pues el militar lucha contra un enemigo y el labrador contra la lluvia, las plagas y el frío para luego, con un puñado de cebada en la mano, viene el señor y se lo quita” Eso cuando tenían cosecha cabe decir. En fin, nada más, hoy en clase he visto un garabato de la famosa circunferencia del reposo y el movimiento. Se me han pasado estas cosillas por la cabeza mientras me explicaban como invertir en bolsa.No somos más que luz y sombra.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com