Algoritmos de pasión

Por Pedro66
Enviado el 31/03/2016, clasificado en Amor / Románticos
441 visitas

Marcar como favorito

La tarde agota, tras la vieja ventana, su último hálito de luz. El plomizo cielo de noviembre oscurece el destartalado muro del patio. La tarde expira, muere al son de una tiza en movimiento sobre el encerado. Jamás la trigonometría había tenido ese gusto dulce, cautivador y sensual que producía en mi alma. Jamás unas nalgas se movieron tan acompasadamente al escribir una fórmula. Soñaba despierto. Imaginé su cálida y lasciva lengua trazando en mi cuerpo perfectas figuras geométricas, susurrándome al oído imperceptibles sutilezas en forma de logaritmo neperiano, llenándome la boca de ecuaciones de imposible solución en forma de besos de sabor a fresa. Graba con tu lengua en mi paladar esa X que jamás despejaré.

Imagino tus senos bajo la blusa… álgidos, turgentes. Desafiando la gravedad que tan de moda puso un tal Newton.

Quisiera ser ese Cristo que llevas colgado cerca de tu pecho,  para bajar de la cruz y perderme en ese Monte de los Olivos........y pecar y pecar, justificando ahora si, mi crucifixión por lujurioso impenitente. ¿ Puede ser pecado desear de tal manera?

Llega la hora. La clase da sus últimos coletazos en el segundero del deseo. Tu clase, amor…llega a su fin

 

Entonces tendré ocho minutos ,cuatrocientos ochenta segundos entre clase y clase, para ir corriendo al lavabo, buscar la tercera puerta de los inodoros y de nuevo, como cada tarde del martes.........dar rienda suelta a mi imaginación entre raíces cuadradas y derivadas........

Un auténtico éxtasis matemático......algoritmos revocados de fragancia de Loewe........

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com