Los conatos de pelea entre un perro y un gallo

Por Jesús A.
Enviado el 05/04/2016, clasificado en Infantiles / Juveniles
284 visitas

Marcar como favorito

En una casa de campo, una familia tenía una perrita y un perro, el cual a pesar de no ser muy grande, tenía muy mal genio. Por ese motivo, cuando veía a algún perro foráneo en su era, aunque fuera más grande, se lanzaba a él sin ningún tipo de miedo y a veces si el otro de revolvía en su contra, terminaban por pelear. Sin embargo, por suerte para él y para sus contrarios, nunca se hicieron heridas graves en las peleas: también sería, porque siempre los separaba alguien que los veía. Con eso el perro parecía decir que en aquella era, no mandaba ningún animal de fuera. Porque a las personas extrañas no les hacía nada y hasta se dejaba acariciar por ellas.

No obstante, las cosas cambiaron para aquel perro, pues a sus dueños, un familiar le regaló un gallo muy grande y muy malo, al que metieron en un lugar vallado con las gallinas, aunque por la tardes la familia, siempre dejaban salir a las gallinas por el campo, para que comieran hierbas y con ellas, después salía el gallo, que al verlo la primera vez el perro, se lanzó a él, pero el gallo no retrocedió, poniéndose en plan de pelea, sin que ninguno de ellos retrocediera, el perro ladraba y el gallo estaba todo erizado, como queriendo lanzarse al perro. Aunque ninguno de ellos, se atrevía a dar el primer paso para pelear, por lo qué, tuvo que separarlos el hombre de casa y desde ese día, perro y gallo casi todos los días se ponían en plan de pelea, sin que nunca llegaran a llevarlo a cabo de verdad.       


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com