La cucaracha que se agigantaba

Por Jesús A.
Enviado el 20/04/2016, clasificado en Cuentos
224 visitas

Marcar como favorito

En la casa del matrimonio García, como en todas las demás casas, hay bastantes cucarachas y aunque el ama de casa, limpiaba todo lo mejor que podía, nunca dejó de tenerlas: pero por lo menos, al tener todo mejor aseado con lejía, últimamente ya le habían menguado bastante; por eso estaba muy satisfecha.

A pesar de que en la casa, tenían menos cucarachas; cuando por cualquier motivo, alguno de la familia se levantaba de noche, siempre veía algunas caminando por cualquier lugar, aunque donde más abundaban era en la cocina. Pero cuando una noche, Isabel de 10 años, una niña de la familia, se levantó orinar y vio en el cuarto de baño, a una cucaracha tan grande como un gato; echó un grito, que despertó a todos los de la casa y parte de los vecinos del edificio, en donde viven.

Sin embargo la cucaracha gigante, al oír ese grito, decreció tanto, que se metió por una rendija del cuarto de baño, por la cual, poco más cabía que una aguja. Al pasar eso, no llegaron a verla ni los de la familia, ni los vecinos, que fueron a ver lo que pasaba.

Cuanto la niña contó lo que había visto: aunque sus padres sabían, que ella no era ninguna mentirosa. Les costaba mucho creerla y le decían; que había tenido que ser alucinaciones suyas. Pero como Isabel se reafirmaba en ello, para comprobarlo; a la noche siguiente, pusieron una cámara de vídeo en el cuarto de baño, a ver si se podía ver aquella cucaracha que se agigantaba y efectivamente, como a las dos horas de estar grabando el vídeo, la cucaracha salió de la rendija y una vez que estuvo fuera, se agigantó tanto, que llegaba a ser tan grande como cualquier gato, para luego más tarde, volver a decrecer y otra vez se metió por la misma rendija, de la que había salido.

Una vez que la familia vio el vídeo, tuvieron la desgracia de que se les quemó, con una subida de tensión en la electricidad, por eso ahora, ya no se puede ver aquella cucaracha tan grande. Pues murió entre las demás, después de fumigarlas. ¿COMO LO SENTIMOS? DICE LA FAMILIA.        

         

  

 

                                                                 

         


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com