Miradas con Secretos. Capitulo. 3

Por D' Profesore
Enviado el 27/04/2016, clasificado en Adultos / eróticos
1442 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

La Continuación del Capitulo 2.-

Elián cada vez más y más caliente pero controlado, le pregunta… ¿y siempre usas tangas o hilos también?, jajajaja se ríe Belamy de esa pregunta y le contesta… “Elián, por favor eso es personal, pero si solo uso tangas, a veces un hilo, pero no me gusta mucho porque me aprieta mi culito”

Esto ya se estaba poniendo muy caliente y Belamy poco a poco iba adentrando más y más a Elián a su juego, bueno era lo que parecía.

Elián, le dice… “ha pues que bueno, es mejor que estés como más te sientas cómoda”, ¡sí! Le dice Belamy… “me gusta estar relajada, mientras estoy en casa, y si no fuera por respeto a tus tíos, huy anduviera sin ropa interior, así pudiera sentarme en el sofá cerca del jardín y abrirme de piernas y hacer que mi vagina perciba esa hermosa brisa que corre por las mañanas, hay cuanto se refrescaría de una larga noche de humectación”

Ha sí, dijo Elián… ¿y como que haces por las noches que te mojas?, Belamy… “pues como te dije, he tenido esa sensación no se fantasía de que tu tío viniera a mi habitación y me hiciera cosas, no sé qué me follara y entonces me sobo mi vagina con la almohada, y así paso muchas noches”.

Elián, algo emocionado le pregunta… “¿dime y has follado alguna vez?, Belamy… “jajajaja claro que sí, que me crees una virgen, pero solo fue por una vez con un novio que tuve, y de ahí ni más, porque no se me quedó una mala sensación”, Elián… ¿pero porque que te hizo?, Belamy… “bueno perdí mi virginidad con él, pero no sé, como que no me gusto, la paso mejor fantaseando con un hombre de verdad y sobándome mi vagina”

Las cosas en esa habitación cada vez eran más calientes, los temas de conversación iban subiendo de tono, todo estaba al rojo vivo, se percibía una gran tentación entre Elián y Belamy.

Belamy, con esa mirada profunda y tentadora que le ponía a Elián y que lo hacía que baje la mirada, le dice… “sabes, contestando a tu anterior pregunta, no solo una chica se puede satisfacer con un pene o con las manos, aunque no lo he hecho pero he visto como otras chicas usan un consolador, hay, se lo meten todito y son enormes”

Elián, le dice… “enserio, pensé que ya habías probado todo eso, por todo lo que dijiste”, Belamy lo quedo viendo fijamente a Elián e hizo algo que lo dejaría pasmado a Elián, sentada ahí en la cama se abrió de piernas y le dijo… “mira como es mi vagina Elián”, se hizo el interior a un lado y le mostró la vagina, una vagina rojita, depilada y con unos labios muy cerrados como que nunca hubiera entrado nada ahí, y le pregunta… ¿crees que un consolador me entraría aquí?

A Elián cada vez se le hacía más difícil creer lo que estaba sucediendo en esa habitación, no podía quitar la mirada de esa vagina, era algo que no le había sucedido antes, así que algo incrédulo le contesta diciéndole… “ha pues no sé, quizás sí, la verdad no sé qué decirte”

Belamy, ya algo cachonda le dice… “mejor no digas nada, sabes a lo que salí en la tarde fui donde una amiga, la muy perra tiene algunos consoladores y me cogí uno, está en mi mochila que está en mi habitación… ¿quieres ir para allá?

Elián no sabía qué hacer si ir a la habitación de ella o quedarse ahí no más, no quería llegar a meterse en problemas con sus tíos; Belamy le dice… “vamos, que solo te voy a mostrar algo, nada más”

Elián se decidió y fueron a la habitación, una vez allá, Belamy se sentó en la cama y le dijo a Elián que trajera ese consolador que lo tenía en su mochila y Elián fue y saco el consolador y se lo dio a Belamy.

Ella ahí abierta de piernas con su tanguita a un lado, tomó el consolador, el cual media unos 30 cm aproximadamente, era muy grande parecía que no iba a caber en esa vagina tan apretadita como se veía.

Belamy se abrió aún más de piernas, casi totalmente se descuartizo como una bailarina de ballet, se recostó un poco sobre la cama y le dijo a Elián… “mira Elián, por más que me abro, mi vagina sigue apretada, la verdad no sé si me entrará el consolador” Elián le contesta… “pero es que nunca lo sabrás hasta que lo intentes” Belamy en ese momento lo quedo mirando a Elián y le dijo… “quizás tengas razón pero creo que necesitare un poco de ayuda ¿me ayudarías Elián?”.

Elián le contestó… ¿y cómo puedo ayudarte?, Belamy… “ah pues solo acércate y yo te digo cuando”, y comienza la acción Elián se acerca hacia donde Belamy, se pone en frente de su vagina, mientras que ella, comienza a acariciarse su vagina y poco a poco se iba rozando el consolador.

Belamy comenzó a sobarse el consolador, se lo sobaba de una manera muy delicada, y Elián ahí en primera fila viendo el majestuoso acto de Belamy, Elián no se atrevía a decir nada solo estaba ahí callado y viendo, mientas que la vagina de Belamy poco a poco se iba mojando como que se abría un poco más, alistándose para ese consolador y posiblemente para el pene de Elián.

Mientras que Belamy se sobaba el consolador le dice a Elián… “bueno Elián ahora lo voy a intentar, voy a meterme el consolador poco a poco, primero la cabecita, y cuando yo te diga me ayudas a que entre sí” Elián solo quedo ahí y solo meneo su cabeza afirmando un sí.

Belamy se recostó un poco más sobre la cama para ponerse más cómoda y se puso el consolador frente a su vagina, y se lo comenzó a meter, primero se fue metiendo la cabeza del consolador hasta que le entro una pequeña parte y gimió y dijo… “hay, no, no me entra, me duele, mi vagina está muy apretada y creo que sigue algo reseca, quizás tengas que hacer algo”

¿Qué? Dijo Elián, algo entusiasmado le pregunta… ¿y cómo puedo ayudarte?, Belamy le contesta… “es que no sé, quizás si me haces mojar un poco, puede que me resbale el consolador” y le pregunta… ¿dime Elián, le has hecho sexo oral a una chica alguna vez?, Elián le contesta… “qué, no la verdad es que a mi ex novia no le gustaban esas cosas era muy conservada”, Belamy… “ah enserio, pues entonces hoy vas a hacerlo por primera vez”.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com