Miradas con Secretos. Capitulo. 4 Final

Por D' Profesore
Enviado el 27/04/2016, clasificado en Adultos / eróticos
1701 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Continuación del capitulo 3 

Belamy se levantó un poco de la cama y tomo a Elián de la camiseta y lo halo hacia su vagina y le dijo… “vamos bésame ahí, como si chuparas una naranja, y no pares hasta que yo te lo diga”, y entonces comenzó la acción, Elián le comenzó a besar, lamer, morder la vagina de Belamy, lo hacía también que Belamy ya dudaba de que nunca lo hubiera hecho, cada vez le besaba más y más fuerte esa vagina, le mordía el clítoris, le metía la lengua en ese apretado coñito, la hacía suspirar a Belamy y ella solo decía… “ahhhhhhhi, si, si, si, por dios, eso es, hay si me encanta esto, siento que estoy tan mojada, ahhhhhhhi, Elián eres todo un experto en esto”.

Y así siguió Elián besándole la vagina por un buen tiempo, hasta que ella le dijo… “hay, ya creo que ahora si estoy totalmente mojada y excitada”, la vagina de Belamy estaba tan roja, mojada y un poco más abierta ya, lista para ser penetrada.

Elián dejo de besarle la vagina a Belamy, y ella le dijo… “bueno, huuuuuy, eso ha sido intenso, hay estoy tan mojada y cachonda que siento que me puede entrar todo”, Belamy cogió el consolador y nuevamente intento metérselo, pero esta vez si ya entraba fácilmente, primero le entro la cabeza, todita, se lo metía y se lo sacaba, juagaba con él, estaba muy caliente y excitada.

Mientras se metía el consolador, Elián se acercó a ella, y tomó el consolador y se lo metió de una sola vez, a lo que Belamy solo pudo decir… “ahhhh”, gimió tan fuerte que parecía que iba a levantar a los tíos de Elián.

Se lo metía y se lo sacaba y cada vez se lo hacía más fuerte, hasta que Belamy le logra parar la mano a Elián y le dice… “tranquilo Elián, ahhhhhhhi, eso me ha dolido, casi me dejas sin aire, pero me ha gustado”, no termino ni de hablar Belamy y Elián siguió dándole, le siguió metiendo el consolador, y cada vez se lo metía más adentro y se lo hacía más rápido, ella solo quería gritar de placer, pero Elián no la dejaba y le tapaba la boca para que sus tíos no se despierten.

Le daba y le daba hasta que Belamy se vino, acababa de tener un orgasmo, mojo todo el consolador y se agarraba de las sabanas de la cama porque el placer que sentía era inmenso.

Elián al ver que Belamy se había corrido, se puso muy caliente y ya no aguanto las ganas de follarla, y rápidamente le saco la ropa, le sacó la tanguita a Belamy y se la puso en la boca de ella para que no gritara, la puso en cuatro, la agarró del cabello y la penetró, le daba tan duro que parecía que ya desbarata la cama, cada embestida para ella era una ola de placer que solo disfrutaba y gemía como una puta.

Luego decido cambiar de posición y le puso las piernas al hombro y la penetró, mientras la embestía, le sobaba el dedo en su clítoris, eso la ponía más cachonda y loca a Belamy, estaba totalmente sumisa al placer que le daba Elián, él hacia lo que quería con ella, y ella se dejaba porque le encantaba.

A continuación de esa posición, la cogió y la puso de rodillas en el piso, y le hizo que le chupara la polla, ella encantada de la vida se la mamó, se la chupaba como a una paleta, era tanto que la hacía atragantar.

Elián le saco sacó la polla y la puso a Belamy contra la pared y ahí la embistió, cada vez lo hacía más fuerte, que Belamy gritaba de dolor, le dolía pero eso le encantaba a ella, luego la boto a la cama, cogió una bufanda que había allí y la hato a la cama y ahí le comenzó a besar nuevamente la vagina, hasta que le comenzó a meter los dedos, le metía los tres dedos, la hacía poner como loca a Belamy, ella solo gemía, y suspiraba de placer, y le daba y le daba con los dedos hasta que otra vez la hizo correr, ya eran dos orgasmos que vivía en una sola relación, ni ella se lo podía creer.

Era tanta la sensación y adrenalina que vivía en ese momento Elián, que sentía que ya se venía, ya se corría, así que la tomó a Belamy la puso sobre la mesa del escritorio de la habitación, y la abrió de piernas ahí y la embistió nuevamente, esta vez se lo hacía más rápido, porque sentía que ya se venía, y mientras se lo hacía le mordía las tetas a Belamy, y ella solo lo miraba con ojos llenos de pasión y lujuria.

Elián sentía que ya se corría, ya era hora, así que la puso a Belamy en el piso, y se terminó corriendo en la cara de ella, le lleno la cara de semen, Belamy solo suspiraba, luego de eso Elián fue y se recostó en la cama, estaba agotado, y Belamy inmediatamente fue y recostó sobre él y le dijo… “Woooo, por dios santo, no puedo ni cerrar las piernas porque me duele mi vagina, me has follado como a una puta, me encantó, hay siento que me desmayo, me hicistes venir dos veces, aun no lo creo jajajajaja”.

Ni Elián podía creer lo que había sucedió en esa habitación, le hizo cosas a Belamy que jamás le hizo a su ex novia, y que mucho menos pensó llegar a hacerle a otra chica.

Ya iba a ser media noche y Belamy se levantó de la cama, algo coja, no podía cerrar bien las piernas tenía la vagina algo sensible de la penetración, se fue al baño y se lavó ahí, luego regreso a la cama y lo beso a Elián, le dio un beso muy sensual y le dijo… “me has hecho gozar como loca, me encantó que me folles como si fuera una putita, jamás me habían hecho chupar una polla y mucho menos he sentido el semen en mi cara” y Elián le contesto… “solo me deje llevar por el momento, tu eres muy provocadora, sabes sentía que no iba terminar jamás, me excitabas cada vez más y más”.

Belamy se puso la tanguita, se arregló la pijama que traía puesta, y se levantó de la cama y le dijo a Elián… “bueno ahora me voy, no quisiera que tengamos problemas con tus tíos, no sé si mañana me despertare, nos vemos bay” se despidió de Elián y se fue hacia su habitación y él quedó recostado en la cama.

Siempre que Belamy lo miró a Elián, lo hacía de una forma diferente, algo escondía en esos ojos, con ese mirar fijo y penetrante como que sabía lo que iba a pasar entre ella y él.

Siempre le puso una Mirada con Secretos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com