MÁS ALLÁ DEL AMOR

Por Ámbar
Enviado el 01/05/2016, clasificado en Amor / Románticos
919 visitas

Marcar como favorito

Cristal había terminado su bachillerato y con apenas sus dieciocho años ya estaba preparando su boda.Su madre opuesta categóricamente a semejante exabrupto no hacía más que reñirla y por supuesto no participaba en los preparativos.Cristal sabía perfectamente que su edad era lo que menos importaba,la verdadera razón no era otra que,Augusto el novio  de su hija,no era de su agrado.

Augusto era un joven que estudiaba y a la vez trabajaba en una empresa licorera.Tenía veintiseis años y estaba tratando de sacar su título como licenciado en Derecho y Ciencias Políticas,pero su futura suegra creía que ese proyecto iría rumbo al fracaso.

La ceremonia fue  muy sencilla,yfuera de la familia más cercana de ambos,no asistió nadie más.No tenían casa propia,así que pagaban un pequeño apartamento,que con mucho esfuerzo Augusto había amoblado.

Nueve meses después llegó Valeria,una preciosa nena que completaría la felicidad de la pareja.Augusto seguía trabajando y estudiando y  auque algunas veces llegaba agotado siempre tenía una dulce sonrisa para  su esposa que cada tarde lo esperaba con inmensa alegría.

Dos años más tarde nace Gabriel,su segundo hijo.Augusto había terminado sus estudios,pero seguía laborando en la misma empresa y Cristal había iniciado sus estudios en una academia de arte.Con el nacimiento de Gabriel se complicaban un poco las cosas para la familia y los gastos aumentaban.Augusto no quería pedirle a Cristal que abandonara los estudios,puesto que sabía cuanta ilusión le hacía a Cristal convertirse en pintora.Como robarle sus sueños...sería injusto,ya que ella lo apoyaba tanto.

Una tarde Cristal se quedó largo rato observando a Augusto,quien con la mirada fija en el horizonte,parecía estar armando  un confuso rompecabezas,en el cual las piezas no encajaban y acercándose le dijo_cariño sé que los números no dan y he pensado que si le pidieramos ayuda mis padres,quizá...Augusto la mira tiernamente y moviendo la cabeza de lado a lado responde _ es mi responsabilidad amor,saldremos adelante y tú terminarás tu carrera te lo prometo.Buscaré  una casa más amplia...tal vez podremos comprar un terreno y construir una a nuestro propio gusto,ya verás_.

Augusto buscó otro trabajo para poder sufragar gastos  propios de una pareja con dos hijos;sin embargo no todo iría bien,el pequeño Gabriel empezó a sufrir de asma bronquial y fue internado en una clínica.Cristal abandonó los estudios y prácticamente pasaba todo el día en la clínica con su hijo.Valeria fue llevada a casa de su abuela y  su padre entre sus dos trabajos,casi no los veía. 

Fueron días difíciles para la pareja.

Cristal suspiró hondamente .Era ella quien en esta ocación trataba de armar un rompecabezas en el cual las piezas no encajaban...Valeria,Gabriel y finalmente Augusto el menor de sus hijos .Ahora tiene la misma edad que tenía ella cuando se casó con su padre.¿Qué les diré?...fueron treita y ocho años de luchas ,sinsabores,de alegrías y tristeza,de amor y entrega incondicional ...¿qué les diré?_tenemos una grande y hermosa casa,he vendido una gran cantidad de cuadros con mi firma...¿qué les diré?...que me enseñó a cocinar diversos platos,que me regaló rosas en mi cumpleaños ,cada aniversario y cada San Valentín?.

Las lágrimas humedecían su rostro ¡pero cuidado !Augusto podría despertar en cualquier momento y no quería que la viera abatida por el dolor,y una y otra vez martillaba en su mente la misma frase...¡Qué les diré!...que nos amamos desde el primer día,que apostamos por la felicidad,que vimos el anochecer y esperamos el alba a la orilla del mar,que me trajo serenatas a media noche,ebrio de amor y de ilusiones...qué me enamoraba cada día con su dulzura y esa mirada que me hacía sucumbir irremediablemente a cualquier propuesta por alocada que fuera.¿Por qué le estaba sucediendo esto?

La frase seguía martillanddo su cerebro...¿Qué les diré? que fue el mejor padre,el mejor hijo ,el mejor amigo,el mejor jefe,el mejor esposo;eso ellos lo saben...qué he estado a su lado sin moverme de esta habitación,sólo lo necesario para ducharme y cambiarme de ropa,eso también lo saben,como saben,que estaré aquí hasta el final.

Cristal quería creer que era una pesadilla de la que pronto iba a despertar.Un infarto,dijo el médico.Sí,era el tercero.El primero había sido hacía diez años,el segundo hacía cuatro años y ahora ...no resistirá dijo el médico,tiene el corazón muy golpeado a causa de los dos anteriores y ahora sus riñones han colapsado .Es cuestión de tiempo no podemos hacer nada,no resistirá una diálisis.

Se acercó al lecho y lo miró con un intenso amor, queriéndo tal vez ,transmitirle el gran amor que sentía por él. En ese momento Augusto abrió los ojos y fijándolos en su esposa le sonrió débilmente.Ella le tomó las manos con ternura,haciendo un gran esfuerzo para retener las lágrimas que estaban a punto de brotar de sus ojos y en un infinito silencio que pareció eterno ,escuchó como un susurro las débiles palabras de Augusto _no llores,no sufras.Me hiciste feliz,quiero que sigas siendo feliz;porque MÁS ALLÁ DEL AMOR,ESTAREMOS TÚ Y YO_ Y  cerrando para siempre los ojos,se marchó.

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com