LOS CINCO INFIERNOS

Por LIZ
Enviado el 10/05/2016, clasificado en Poesía
260 visitas

Marcar como favorito

Se me ha pegado su perfume a la piel, cada que respiro me llega el tenue aroma de ayer, me marean las imágenes pues  me llegan todas de golpe, mi imaginación tal vez las remarcan mas bellas de lo que en realidad son, Mayo me asusta, días de mi demonio su ausencia me lleva a sus brazos, a madrugadas de hastió y excitación.

Sus ganas de apoco me paralizan, la paradoja eso aprendí estos días, juntos pero nunca juntos quien te tiene no te ama y quien me tiene no me toca y tu y yo , juntos, perdidos, en terrenos de la ilegalidad. Me tienes y te tengo , mas no  nos tenemos , ni pertenecemos, solo cuerpo suena bien cuando hay cuerpo;¿ cuando solo hay ganas donde termina?.

Escuchaba el otro día una canción sobre una mujer con un amante, imagina a mi sonrisa perfecta con sus manos llenas de ternura y deseo, imagina la locura que pasa y  destroza cuerpos en una habitación cerrada. Los ojos de afuera no ven, no lo imaginan ¿por que tendrían que  hacerlo?, somos seres limpios expiados de pecado…Soy la villana por engañar al mentiroso, o la victima por engañarme con el  farsante de letras tardías.

Me muevo y el olor  entra en mi nariz, suspiro profundo, ayer, ayer….solo puedo pensar en ayer termine destrozada, fragmentada por este olor  ayer, las manos ,los cuerpo, los besos….besos  que nos derrotaron sin remedio, ¡dueles¡. La ausencia duele, su tacto mas, amor de historias viejas, de libertades soñadas,  fingimos vivir en  nuestro papel profesional, la gente nos creé la farsa, farsantes ambos, inspiración de cuentos  imposibles….

Los ojos se quiebran, los apostamos en las cartas por un trago de vodka, perdemos  por desgracia no asustamos a nuestra razón o nuestra mala suerte, se da permiso de darme permiso, de darle un beso prohibido, soy su  mal consejo de fidelidad, de libertad de consuelo.

¿Con quién jugare hoy, que ya no es ayer?, mi maquillaje se perdió, perdí los ojos verdes en un recipiente de cristal y mire con unos cafés que me prestó el tiempo, me suena a vida y muerte, me encontré un dibujante de historias pasadas, de amores viscerales, de sexo en  hoteles tranquilos sin porno en la tv, de miradas tiernas, de besos en las plantas de mis pies, las historias sin fin, la película que nunca vimos, la que nunca hicimos, veo el anuncio de nuestra vida  con un sello de cancelado, la luna se pierde con dos estrellas azules dibujadas en mi tobillo , él y yo, por días, años ,pasando por pieles y  dolores pero  uno le pertenece al otro , aun así sin ser de ambos.

 Mi reparador de cuerpos aparece, siempre superior a mis años, pero parece que en pestañeos le he vencido, el olor eterno sigue en mi cuerpo un par de golpes certeros de realidad, ganas y vodka nos separar, pero el beso nos une, la locura…. Metemos a la pobre ética en el cajón de madera, mi corazón va rápido, las caricias le ganan brutalmente. Vamos hablando de enfermedades, de locuras, de sesiones y consultas, del pasado y el infierno, de los permisos de ser uno mismo, y la crucifixión de nuestra felicidad, la moral se queda atrapada en el mundo cuando hablamos de caricias que nunca llegan, el reloj se nos ha parado y afuera los cuerpo y los espíritus nos reclaman regresar a sanar dolores y desventuras…Un último beso y la realidad nos come como una serpiente a su presa, duro, seco, salvaje y sin miramientos….

El diablo de Mayo aparece con su mirada de inocente santo encarnado en esta vida de porquería, con la mirada llena de compasión, me revuelve el estomago, el miedo circula en las venas en lugar de sangre su espacio lleno de historias, de tinta de  ayeres olvidados en un segundo, hablando de la mente de nuestro padre supremo, de Dios y su existencia que se cuela en el hilo de la conversación, descubierto  por su  dueña brindamos con agua  y una vara de  no sé que árbol, mi muslo izquierdo  deja ver el poderío de la naturaleza en sus manos, dolor  desde la nuca hasta la planta de mis pies, exige  fidelidad mientras pasamos la cuenta a la tarjeta de crédito por un  lugar de amor  inerte. Mi carne lacerada me palpita  despacio mientras el hielo  se arrastra hasta  perderse  en la nada, mi mundo de cabeza hasta las 9 pm, cuando estamos en horario de  educando-educador, me debe un par de insomnios y una corrida en la sala de conferencias del área docente. M e debe ropa interior, negras, rosas, azules y  rojas todo por el huracán que suele ser. Una cena con postre de sueño y  un sombrero, la sonrisa perdida y un beso fugaz de hasta siempre, sin reproches por días y noches  con tinta  y  afectos de libertades  cautivas.

 

No puedo quitarme este olor a amante perdido, si tan solo no hubiera llegado  tantos años tarde a tu encuentro, si tan solo los años de infancia se me subieran  al alma, confesare mi crimen, no hay  contacto, no hay unión especial y que trasciende las fronteras, simplemente el fuego de uno es el fuego de todos, y  se me de memoria la operación entre cuerpos, así como los espíritus. Los cuerpos tiene  sus manías, como comer, beber, amar  y todo  sea pescado o  arroz, brandy o tinto todo es comido y  bebido de igual forma, quien   seduce a los cuerpos de sueños en busca de pocas realidades, mi tacto, su  piel, mi boca, su carne, la transgresión, la llegada al pecado, callada por los infieles prejuicios, castigos o besos eso ya es un ingrediente extra por el que se paga o se cobra.

¿Cuál es la diferencia?, no está en la piel, los ojos o los espíritus, la diferencia radica en el olvido, todos han olvidado después de sentir un milagro sobre sus cuerpos  se les olvida el canto de la estrella.

Mi silencio, mi igual, ese olor cuando partirá como tu arrogancia?, donde está la ganancia de la distancia y la falta de  necesidad, no  necesita mi canto solo mi palabra, y yo que quiero darle hasta mis huesos!;soy un espíritu oscuro y él un exorcista, la gloria vestida de infierno y cuando la piel se desnuda , quedamos con el mismo perfume que nos llena la cabeza de perdición. Mi cigarrillo eterno, aguanto los que aguanta, mi corazón se pone de luto cuando lo pierdo tras la noche que arde en mis ojos, el verde se contamina  se consume…Se ha ido pero su olor se quedo en mi cuerpo…ayer siempre huele a estos amores de ayer….


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com