El mundo de ahora

Por Francisco Jose Garcia Sanchez
Enviado el 11/05/2016, clasificado en Reflexiones
224 visitas

Marcar como favorito

Un 14 de mayo del 1998 un joven vio la luz por primera vez de una familia humilde. Años despues el joven muchacho llamado Eduardo con 6 años de edad empezo el colejio y se sentia raro al ver tantas caras nuevas. El primer dia se sintio bien el segundo tambien pero al cabo de varias semanas Eduardo empezo a hacer amigos en el colegio varios amigos que decidieron jugar con el. Su madre le compraba juguetes y se los llevava al colegio para disfrutarlo con sus amigos y divertirse con ellos. Un joven llamado Juan sentia envidia de el que decidio meterse con el y pegarle a veces.

Eduardo le decia: -¿Como te llamas?

Juan contestaba agresivamente: -Ati que te importa

Eduardo dijo: -Si quieres jugar con nosotros puedes no nos importa.

Juan volvia a contestar: -No, tengo mis juguetes hay no me hacen falta los tuyos.

Al cabo de un tiempo Juan empezo a meterse con Eduardo le pegaba y le insultaba sin importarle lo que sintiera el. Con el tiempo los amigos de Eduardo empezaron tambien a meterse con el y a insultarle casi todos los dias.

Eduardo ya cansado y humillado tantas veces por sus amigos decidio no salir de clase y quedarse dibujando en su cuaderno, de repente aparece Juan, le raya su dibujo y sus amigos sin decir nada se empezaron a reir de el joven Eduardo. Al cavo de varios meses de clase el joven Eduardo no soportaba mas que sus amigos se rieran de el, que llevara juguetes a clase y sus amigos se rieran de el y decidio decirselo a su profesora y su profesora le echo una riña a sus amigos. Al dia siguiente las madres de los muchachos vinieron a quejarse a la profesora de el joven Eduardo porque los amigos de Eduardo se uejaron de que el siempre les insultaba, les pegaba y le rompia sus juguetes. La profesora castigo a eduardo sin jugar y sin salir al recreo durante una semana y los muchachos se rieron de el delante de la profesora y sus madres.

Al dia siguiente Eduardo no vino porque no comia nada desde hace unos dias y sufria depresiones a causa del colejio, estubo varios dias sin asistir al colejio cuando decidio una muchacha de su clase a llevarle las tareas de clase a su casa.

RINNN. Suena el timbre de la casa de Eduardo

-¿Quién es?

-Soy yo Cristina e venido a traerte las tareas de clase

Dice Eduardo muy contento – Pasa Cristina, sientate

Se sentaron los dos y eduardo le dijo:

-Si quieres las hacemos aquí y nos ayudamos

Cristina dice: -No, esque me da miedo que se metan con migo solo por hablarte

Eduardo dice con cara triste: - Vale Cristina, mañana te veo en el colegio

Cristina le dice: - No le dejes pasar ninguna a ellos porque si les dejas seguiran metiendose con tigo todos los dias

Eduardo dijo: -Gracias seguire tu consejo y gracias por traerme las tareas.

Eduardo fue a clase con todas las tareas echas empazo a repasarlas y cuando derrepente aparece Juan por la puerta y se sienta a su lado porque los dias que no vino cambiaron de sitio a los muchachos. Juan no avia traido echas las tareas y era el unico de la clase que no las habia hecho, se las vio a Eduardo y se las rompio.Eduardo todo furioso cojio y empujo a Juan de la silla tras caerse le pego con el pico de la mesa en la cabeza y no se levanto jamas.

Desde ese dia la vida de Eduardo se fue cuesta abajo por una simple venganza habia matado a un joven muchacho.

Nota:

En esta historia quiero que entendais como es el mundo de ahora quiero que sepais que muchos errores que se cometan siempre se aprende de ellos y siempre hacerse caso de la conciencia que te dice no hagas eso no de la que te dice que si lo hagas.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com