DR. CORNELIA PAUN HEINZEL - AMOR DE CERNAUTI PARTE I

Por drcorneliapaun
Enviado el 15/05/2016, clasificado en Amor / Románticos
218 visitas

Marcar como favorito

Dr. Cornelia Paun Heinzel:Amor de Cern?u?i del libro "El cartero nunca más llama dos veces„ o Sueños...sueños...sueños...

A veces el destino te lleva a tierras que ni siquiera puedes soñar con conocerlas alguna vez.

Nicolae se graduó en Filosofía pero nada más acabar los estudios comenzó la crisis, crisis económica y financiera en el mundo entero; generando desempleo, quiebras, la deuda y el malestar social. La Guerra Mundial ha traído la pobreza al pueblo… Los licenciados de las universidades e intelectuales, fue a los que más les marcó.

Una de las situaciones más trágicas es la de los recién graduados en las universidades, que acaban sus estudios y ven como sus sueños y aspiraciones quedan hechas añicos. Para el puesto de portero se presentaron un graduado en Medicina, un ingeniero y un licenciado en Derecho. Si hubiera escuchado a su padre, el cura del pueblo, Nicolae tendría más posibilidades, pero cuando fue a matricularse en la universidad, decidió no hacerlo en Teología, donde estudió su padre, y lo hizo en Filosofía. Esta era la carrera que él quería estudiar.

.....................................................................................................................................................

Por la calle se encontró con un conocido.

- ¡Tenemos otra oportunidad! He oído que están contratando en el ejército. ¡Vamos a probar! No tenemos ninguna oferta mejor – dijo el joven.

- ¿Y adónde hay que ir? – preguntó Nicolae.

- Nos vemos mañana a las diez, frente a la universidad. ¡Vete preparado! – le animó el joven.

Nicolae rápidamente regresó a su casa. Era la víspera de la Epifanía. Involuntariamente, recordando la niñez, Nicolae comenzó a cantar canciones de la iglesia, las escuchábamos en la infancia y nos resultaban muy familiares. Nicolae tenía una hermosa voz.

En el tribunal, la dueña comenzó a hacer la señal de la cruz con reverencia. Emil, el médico comenzó a reírse.

- Pero ¿Por qué haces, Momma Matilda, la adoración con tanta pasión?

- Bueno, es la Epifanía y viene el Padre. ¿No lo oyes? preguntó la mujer.

- ¡Ja, ja, ja! – Emil comenzó a reírse - Es Nicu, mi compañero de piso. – dijo.

- ¿Cómo? pero ¿canta tan bonito? – Se preguntaba Matilda asombrada.

- ¿No sabes que su padre es un sacerdote? Por eso se sabe todas las canciones de la iglesia a la perfección. – explicó el joven.

- Bueno, y ¿por qué no se ha hecho sacerdote? – preguntó la mujer.

- No quería, no quería, Momma Matilda, – respondió el joven.

Al día siguiente, Nicolae fue admitido inmediatamente en el ejército por su constitución para los deportes atléticos. Así arregló el problema con el servicio. No de la manera que quería, pero en las condiciones de la crisis era la única solución posible para él. La carrera de Filosofía podría continuar estudiándola en su tiempo libre. Y cuando aparecieran condiciones más favorables se convertiría en un maestro, tal y como deseaba. Hasta entonces podría leer y escribir, igual que hacía en la escuela. Incluso escribió una monografía de su pueblo original, el primero de su tipo, después de haberse documentado muy serio. El asentamiento fue fundado por los combatientes de Tudor Vladimirescu cuando se retiraron después de la derrota. La literatura seguía siendo la pasión de Nicolae, especialmente durante la universidad, estudió solo todos los libros y cursos gracias a su mejor amigo, Liviu, estudiante de Letras.

Todos los estudios de crítica literaria y teoría literaria, Nicolae los cogió con pasión, incluso fue a escuchar conferencias con Liviu, cursos impartidos por distinguidos profesores. La vida en el ejército no era fácil para un hombre acostumbrado a estudiar.

Pero la naturaleza deportiva de Nicolae le hizo superar los obstáculos. En la unidad, los colegas se enteraron de sus estudios superiores. Muchos le tenían envidia. Chismes llegaron hasta los oídos del Comandante. Hombre educado, Brezoianu, lo llama urgente para hablar con él.

- Bratu ¿sabes filosofía y griego antiguo?

- Sí, coronel – dijo Nicolae.

- Esta tarde, preséntese en mi casa. Estás invitado a almorzar ¡Toma nota! – dijo Berezoianu sonriendo.

Bratu se presentó con timidez en la casa del coronel.

Después de la comida suntuosa, el coronel lo llamó a su oficina.

- Quiero hablar de la nueva editorial, – le dijo.

- ¿Qué es lo que piensas? Ha salido el nuevo libro, ¿le parece más interesante?

Y luego hablaron durante horas sobre literatura, arte y filosofía.

- ¡Me encantó! ¡Adiós! – dijo a su salida coronel Nicolae. Pero ¡recuerde! Aquí estás el Sr. Bratu, filósofo, y en la unidad ¡eres el Bratu soldado!

En verano Nicolae llegó con el batallón a Cern?u?i. La ciudad era de una belleza extraña, se encuentra en las hermosas colinas de los Cárpatos, en el río Prut. Le decían "la pequeña Viena", un nombre merecido plenamente. Con una historia fascinante, la encantadora ciudad fue la capital de Bucovina y representa uno de los centros urbanos más importantes de Rumanía. Cern?u?i ha florecido bajo Habsburgo y creció de una pequeña ciudad de provincias a un bullicioso centro de comercio y diversidad étnica, con artesanía, cultura y educación, con una gran historia y muchas tradiciones. Los arquitectos austriacos y checos, convirtieron Cern?u?i en una ciudad moderna.

Nicolae se quedó fascinante de inmediato por la ciudad, que era un lugar moderno, lleno de belleza natural y una arquitectura interesante, con muchos monumentos esculpidos, parques y plazas verdes. En Cern?u?i encontró todos los estilos arquitectónicos que existían en los siglos pasados ??en Europa. Como amante del arte y de la belleza eterna, a Nicolae le encantaba viajar por las calles sinuosas de Cern?u?i, observar sus estilos, desde la parte construida durante el emperador Napoleón, a las líneas melódicas barrocas clásicas. Admiraba los edificios de estilo neobrâncovenesc, como la iglesia de San Nicolás, cuyo santuario poseía una hermosa composición ornamental. Edificios de estilo brâncovenesc, fácilmente reconocibles por su belleza y adornos que recordaban los ornamentos populares rumanos, del atuendo campesino de las aldeas y las coronas semi redondas que los unía.

El imponente edificio del Ayuntamiento fue construido en 1847, Cern?u?i Plaza Central, en el estilo clasicismo tardío. Muy cerca de esa calle, se encontraba el mercado, y Nicolás vio el edifico de la iglesia católica griega, construida en 1821 en el estilo Imperio. Las construcciones más recientes fueron realizadas tras la Primera Guerra Mundial, y terminadas por empresas francesas en estilo ArtDeco.

Nicolae estaba encantado de las maravillas de Cern?u?i que no se podían ver en cualquier otro lugar de Europa. Delante de él, había un centenar de dioses y diosas griegos y romanos en forma de relieves, esculturas, mosaicos, etc. y un gran número de leones, aves, serpientes. Tomó nota de que el casco antiguo de Bucarest era sólo un barrio de provincia, al lado de la estatura imperial de los edificios arquitectónicos de Cern?u?i.  Las impresiones reales de la historia eran fabulosas, incluso antes del siglo de la dominación de los Habsburgo, el más destacado para él. Nicolae había leído en el primer documento de la liquidación, que fue representada mediante un decreto emitido por Alexandru cel Bun.

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com