Mi libro C. 30

Por Jesús A.
Enviado el 18/05/2016, clasificado en Varios / otros
159 visitas

Marcar como favorito

Al principio, los cruzados han sido convocados para combatir contra los magiares en Zara, por lo que han sido anatematizados por el Papa. Luego salieron rumbo de Bizancio, lugar que lograron asentar a Alejo IV como basileus en 1203. Aunque, el flamante basileus incumplió las ofertas que hiciera a los cruzados, lo que provocó todo tipo de altercados. Siendo destituido por los mismos bizantinos, que entronizaron a Alejo V Ducas. Esto produjo la actuación decisiva de los cruzados, que el 12 de abril de 1204 ocuparon la capital. Al otro día, se les dijo que tenían tres días para desvalijar la ciudad y utilizaron el privilegio de una manera que anteriormente jamás se llevara a cabo. El pillaje de la capital ha sido horrible. Se saquearon y derruyeron residencias, caserones, templos, archivos y el mismo santuario de Santa Sofía. Se humilló y mató a hombres, niños y mujeres. Tal fue el desastre que el escritor Nicetas estimó que los sarracenos serían más benévolos. El occidente europeo percibió muchas creaciones artísticas y alhajas sin antecedentes, fruto de este pillaje.

Con esto finalizaba el Imperio Bizantino, que se descompuso en varios Estados, unos latinos y demás griegos. De ellos, el denominado Imperio de Nicea lograría instaurar en 1261 una imagen del Imperio Bizantino.

Los cruzados fundaron el denominado Imperio latino, estructurado de manera feudal y con un poder muy frágil hacía la mayor parte de las tierras que hipotéticamente dominaba (e ineficaz hacia los Estados griegos de Nicea, Trebisonda y Epiro).

La Cuarta Cruzada dio un reiterado palo a los Estados galos de Palestina. Por una parte, les impidió los reforzamientos militares. Por otra, al constituir un centro de cohesión en Constantinopla para los nobles latinos, ocasionó el desplazamiento de demasiados que vivían en Tierra Santa camino del Imperio Latino, dejando los Estados galos.

Las Cruzadas menores: Después del fallo de la cuarta cruzada, el ánimo expedicionario casi se aplacara del todo, a pesar de que hubo papas y monarcas que quisieron resucitarlo. Si los Estados galos subsistieron hasta 1291 ha sido por la intromisión de los mongoles que, al terminar con el califato abasí en 1258 y ocupar el territorio del Oriente Medio, concedieron una pausa a los latinos, porque los mongoles respetaban el cristianismo.

El convencimiento de que los repetidos reveses se producían por no tener ingenuidad los cruzados, condujo a la deducción de que sólo los inocentes reconquistarían Jerusalén. En 1212 un orador de 12 años estructuró la denominada cruzada de los niños, en la que millares de niños y muchachos transitaron por Francia y subieron en sus barcos para salir a liberalizar Tierra Santa. Han sido apresados por oficiales aprovechados y negociados como cautivos. Luego pocos lograron volver. La fábula estaba extendida en la Edad Media, aunque la mayor parte de los escritores piensan que esta fábula es agigantada, o que es una leyenda.

Quinta Cruzada: La V Cruzada ha sido anunciada por Inocencio III en 1213 y salió en 1218 con la protección de Honorio III, coaligándose con el monarca cruzado Andrés de Hungría, el que lideró las tropas más abundantes de la Historia de las Cruzadas. Igual que la IV Cruzada, salieron con la idea de ocupar Egipto. Después de un inicio con la ocupación de Damieta en el estuario del Nilo, que garantizaba la conservación de los Estados galos, a los cruzados les dominó la codicia y trataron de asaltar El Cairo, sin éxito habiendo de retirarse inclusive lo que tenían ganado, en 1221.

La sexta Cruzada: La estructuración de la VI Cruzada ha sido bastante atrevida. El papa exigiera al soberano Federico Hohenstaufen que como arrepentimiento fuese a las cruzadas. Lo que aceptara el soberano, aunque él fue retrasando la salida, esto le sirvió para excomulgarlo. Al final, Federico II (que ambicionaba el reinado de Jerusalén) salió en 1228 sin autorización del papa. Sorpresivamente, el soberano logró conquistar Jerusalén con un pacto astuto. En 1229 se autonombró monarca de Jerusalén, además ganó Belén y Nazaret.

Séptima Cruzada: En 1244 de nuevo Jerusalén se perdió (ahora de manera concluyente), lo que impulsó al beato monarca Luis IX de Francia (San Luis) a estructurar la Séptima cruzada. Igual que la V, salió hacia Damieta, aunque ha sido vencido y preso junto a sus tropas en El Mansurá (Egipto).

Octava y Novena Cruzada: 25 años más tarde; (1269) Luis IX de Francia estructuró una nueva cruzada, la octava, el proyecto era poner pie en Túnez y dirigirse a Egipto por tierra firme; este plan lo sugirió Carlos de Anjou monarca de Nápoles, con la pretensión de juntar el ejército en el fértil territorio mercante de Túnez en la que se conseguiría dinero para la ocupación. Llegaron sin saber que existía una infección de disentería en el territorio, Luis se contagió y falleció días más tarde (1270).

La Novena Cruzada hay momentos que es tomada como facción de la Octava. El infante Eduardo de Inglaterra, luego Eduardo I, se juntó a la Cruzada de Luis IX de Francia contra Túnez, sin embargo alcanzó el acampamento francés después de fallecer el monarca. Luego de estar el invierno en Sicilia, determinó seguir con la Cruzada y lideró a sus admiradores, de 1000 a 2000, hasta Acre, en donde entró el 9 de mayo de 1271. Además de protegerle un mínimo pelotón de Bretones y un tercero de flamencos, dirigidos por el Obispo de Lieja, que dejaría la incursión en invierno por la nueva de su designación como flamante Papa, Gregorio X. Eduardo y sus tropas se convirtieron en una guerrilla que después de un año luchando, el 22 de mayo de 1272 en Cesarea se firmó una tregua. Sin embargo, se sabía que la idea de Eduardo era regresar más tarde liderando una Cruzada más grande y mejor estructurada, por lo que el 16 de junio de 1272 mandaron al representante Hashshashin que hirió al infante con un estilete emponzoñado. La lesión no le causó la muerte sin embargo Eduardo pasó algunos meses malo, hasta que su energía le posibilitó el 22 de septiembre de 1272 regresar de nuevo a Inglaterra.

A pesar de que Eduardo y varios papas quisieron lanzar otras cruzadas, ya no se estructuraron más y, en 1291, después de perder a San Juan de Acre, los cruzados desocuparon sus últimos territorios en Tiro, Sidón y Beirut. Al final, la única vitoria importante de la Cristiandad en el trascurso de los dos siglos de las nueve cruzadas ha sido la conquista de Jerusalén en la primera cruzada en el año 1099 por Godofredo de Bouillon, en la que, pese a las masacres de sarracenos y judíos (hombres, mujeres y niños), consiguió mantener la Ciudad Santa bastantes años, y halló las metas señaladas al inicio por los protectores del plan para volver a ganar la Tierra Santa para los cristianos europeos.

Guerras con la calificación de Cruzada en territorio europeo: Las cruzadas bálticas; han sido una sucesión de expediciones iniciadas por los jefes cristianos de Alemania, Dinamarca y Suecia, en el transcurso de los siglos entre el XII al XVI, con la finalidad esencial de someter y transformar a los poblados infieles de la órbita del Báltico y contra otras poblaciones cristianas estimados también desleales. Uno de las figuras primordiales de estas campañas ha sido la Orden Teutónica, que fuera fundada antes en Palestina. CONTINUA


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com