Mi libro C. 37

Por Jesús A.
Enviado el 21/05/2016, clasificado en Varios / otros
249 visitas

Marcar como favorito

Los componentes del concilio, el 15 de octubre pidieron una convocatoria consecuente a los sublevados. Una representación liderada por Prokop Holý, Jan de Rokycany, el clérigo de Tábor Nicolás y más, comparecieron el 4 de enero de 1434. Los diálogos no tuvieron éxito y la guerra entre los radicales y los mesurados el 30 de mayo de 1434 se reprodujo. Las tropas de los taboritas han sido vencidas en el combate de Lipany, perdiendo la vida el hejtman de los utraquistas, Prokop Holý.

Acuerdo de paz: Los mesurados, que cogieran ventaja, mostraron sus peticiones, que el 15 de julio de 1436 han sido aprobadas por el Vaticano, luego de varias correcciones relativas a las tenencias de los mandamientos católicos de Jihlava. Las compactata han sido el producto de los convenios, por los que la Iglesia admitía a los husitas la eucaristía bajo las dos variedades. Han sido apoyados, también, por el soberano Segismundo, pues sólo él era el impedimento, para que haya sido considerado como monarca de Bohemia por los Estados Generales del reino de Bohemia. Las compactata admitían la incautación, después de las insurrecciones husitas, de las posesiones de la Iglesia, incautaciones que han sido utilizadas por la aristocracia checa y por las poblaciones. Las solicitudes "demócratas" de los ciudadanos más pobres han sido, por lo usual, desechadas.

Los utraquistas se agregaron a los católicos hasta el combate de la Montaña Blanca, sucedida en 1620, y bastantes de los cuales se cambiaron al protestantismo continuando la religión de Martin Lutero y de Juan Calvino.

 

Roi Xordo

Roi Xordo, fue un caballero de la edad media en la hacienda de la residencia de los Andrade, que acaudilló la Irmandade Fusquenlla en su levantamiento contra su amo Nuno Freire de Andrade, El Malo, la que inició las insurrecciones irmandiñas.

De Roi Xordo casi no se sabe nada. Podía ser de A Coruña, también se decía que era del Ferrol. Acaudillo una tropa de 3.000 personas que se hizo con la fortaleza de Moeche y luego acometió contra otros castillos en Monforte de Lemos Pontedeume y de Santiago de Compostela, hasta su hipotético fallecimiento luchando en Pontedeume en 1437, donde fue vencida la irmandade.

Notas: Hay gente que cree que Roi Xordo es el que hizo el testamento en la población de A Coruña el 24 de diciembre de 1457. También se cree que el mismo Roi Xordo das Mariñas gobernante de A Coruña, es quien murió de forma violenta en Junio de 1458, asesinado por Fernán Pérez de Andrade (El Mozo) y sus asalariados. Gómez Pérez das Mariñas (su tío) aportó su testimonio.

Revuelta Irmandiña

Revuelta Irmandiña, Gran Guerra Hermandiña, fue una insurrección general que sucedió en Galicia desde 1467 a 1469 y fue seguramente la más importante insurrección que tuvo lugar en Europa en el siglo XV. Se inició en Galicia bien entrado el año de 1467, en un momento de problemas sociales (pestes, hambrunas e injusticias de los nobles) e institucional por la guerra en Castilla. A Santa Irmandade, (Santa Hermandad) nacida y alegada por esta tesitura, se volvió en una insurrección como oposición a una sensación antigua de ofensa por la maldad y estropicios que los ciudadanos recibían de la nobleza desde sus fuertes.

Con la fusión de las dinastías entre las monarquías de Castilla y León en 1230, Galicia se transformó en un territorio subordinado al reino de Castilla. La enorme influencia agraria en la organización de la economía y la gran autoridad señorial, tanto secular como clerical, hicieron de Galicia en un destacado territorio del reino. El enorme poderío de los clérigos y de los señores en Galicia supuso para el rey mucha incomodidad. Estos señores por todo Galicia incurrían en muchos atropellos que pasaban desde la organización del bandidaje de la nobleza hasta el aumento inaguantable de los impuestos. Las gentes del campo fueron los más perjudicados de las injusticias de los nobles y por eso llevaron a cabo varias insurrecciones contra los señores. Las más destacadas han sido la Irmandade Fusquenlla, en especial contra los superiores de la iglesia y la Revuelta Irmandiña.

Gran Guerra Irmandiña: La Gran Guerra Irmandiña ocurrió desde el año 1467 al 1469. La iniciación para conformar una Irmandade Xeral (Hermandad General), comenzó algunos años antes por iniciativa de Alfonso de Lanzós con la ayuda de algunos concejos (A Coruña, Ferrol, Betanzos, Lugo), que ejercieron como motriz iniciadora de le revuelta. En esta ocasión, el levantamiento irmandiño llegó a ser una Gran Guerra cívica, porque la mayoría de los ciudadanos participaron en ella.

Temporadas continuas de poca producción y anemias desembocaron en una insurrección del populacho. Conforme a los declarantes del proceso Tavera­Fonseca, los rebeldes tendrían unas 80.000 unidades. En la reorganización y liderazgo de la revuelta irmandiña intervinieron algunas agrupaciones comunitarias: gentes del campo, ciudadanos urbanos, nobles de baja estirpe, hidalgos y también parte del clero. Los líderes de la revuelta eran nobles con poco poder. Pedro Osorio estuvo en la Galicia central, en especial en el territorio de Santiago, Alonso de Lanzós lideró la insurrección en el territorio norte de la región y Diego de Lemos dirigió las operaciones rebeldes en el sur de Lugo y norte de Ourense.

Los adversarios de los rebeldes fueron esencialmente la nobleza amos de fortificaciones y los clérigos de las zonas ricas. Los irmandiños derruyeron unas 130 fortificaciones en los dos años de la revuelta. Las estirpes de Lemos, Andrade y Moscoso, han sido a quienes más atacaron los rebeldes. Los rebeldes por otra parte, no actuaron contra las iglesias. Al principio, muchos nobles escaparon para Portugal o para Castilla. Pedro Madruga, en 1469 empezó desde Portugal la contraofensiva de los nobles, con la ayuda de otros camaradas y de las tropas del arzobispo de Santiago. El ejército de los nobles, que tenían mejor armamento, pues poseían arcabuces actuales, derrotó a los irmandiños, deteniendo y ejecutando a sus dirigentes. El triunfo de las fuerzas de Pedro Madruga fue por la ayuda que recibió de los monarcas de Castilla y Portugal y por la poca disciplina de las tropas irmandiñas.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com