Regalos

Por Heaven
Enviado el 31/05/2016, clasificado en Amor / Románticos
473 visitas

Marcar como favorito

El colgante de Metallica, el jersey, los pendientes, la pulsera, el marco con la foto, el perfume, el disco, la camiseta y el llavero de Metallica, el monedero, la tarjeta de memoria, el llavero y el giratiempos de Harry Potter, algo mío como el anillo de El Señor de los Anillos que conservaba bastantes años y el pin que le di en un momento que nunca me imaginé que llegaría... regalos.

Regalos que esperaba ver el uso que les daría, pero hay algunos con los que no lo haré. Regalos que le hice con toda mi ilusión porque sabía que le gustarían y que algunos significaban mucho para ella, pues eran de alguna de sus pasiones.

Regalos a los que les dediqué mi tiempo en buscarlos y encontrarlos. Pero me faltó un regalo, y no me refiero a algo material, algo que si hubiera sucedido antes las cosas no habrían acabado así, algo que habría cambiado las cosas.

Pues en realidad, aunque éramos diferentes del resto, no lo somos tanto. Hasta ese día todo iba perfecto ya que así quedó plasmado por escrito de su puño y letra, pero puede que por algo que hice o mejor dicho, no hice, cambiasen las cosas. Porque tiene que ser mucha casualidad que no fuese eso, pero no creo que haya sido algo central porque en cuatro meses no tuvo importancia.

Regalos de los que no me arrepiento de haberle hecho, pues ella para mí lo era todo. Tal vez si hubieran sido más experiencias que regalos...

No puedo dejar de pensar en la situación y en ella, es inevitable. Con cada escrito, y cada relato me encuentro más confuso, sin encontrarle sentido a nada. No la entiendo, o tal vez sí.

Me gustaría por un momento ponerme en su lugar, saber qué es lo que piensa, qué siente, qué sentía... poder saber lo que llegó a suceder, pues no es respuesta lógica decir no saber.

Y es que cuando escribimos necesitamos algo que nos mueva a ello, un motivo, tienen un por qué refiriéndose a alguien, y más cuando son relatos de este género. Algo que influye como también puede ser para otras cosas.

Me miro, me veo, me observo y no sé lo que veo ni a quien veo. La a dudas e interrogantes recorren mi mente.

Sólo una persona ha conseguido tocarme el corazón y eso fue precioso, pero también muy doloroso porque logró romperlo, romperlo en mil pedazos dejando heridas y grabando los momentos vividos con sangre.

Quizás por algo que dije o hice, quizás por algo que no dije o no hice... no sé nada de esta situación. Es imposible sacar una explicación pues no la hay, la única conclusión es que no me quiso lo suficiente como para seguir la relación.

Y es que no saber qué pudo suceder me hace suponer, creer algo que pudo ser, algo que pudo hacer que me dejase de querer.

Intento retroceder por si consigo ver si cambió mi ser que tal vez pudo desencadenar su parecer. El problema, es que no me llegó a conocer.

Y al igual que yo le regalé a ella, también recibí regalos muy originales que conservo en las cajas que los contenían, las cuales intento evitar abrir, pues los recuerdos que me proporcionan son capaces de difuminar la realidad y creer que todavía sigue conmigo, que no se ha despedido.

Pero el mejor regalo que recibí fue ella, un regalo que se consumió como lo hicieron las chucherías o los bombones.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com