AMIGA DE SUEÑOS (1era parte)

Por matrimonio partner sw
Enviado el 14/07/2016, clasificado en Adultos / eróticos
4698 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Hace menos de una semana, una noche como cualquiera después de ver un rato TV , mis telenovelas, me dispuse a dormir y me dejé llevar a los brazos de morfeo; al despertar al otro día que era feriado siento a mi esposo apegado a mi cuerpo y ansioso yo despertara ya que deseaba acariciarme y tener sexo, me besa el cuello, toca mis pechos y endurecen mis pezones... su mano recorre mis piernas, muslos, abre mis glúteos y baja con su mano a mi vagina y asombrado me dice, amor estás mojadísima y obviamente el se excita mucho con eso, yo recién despertando aún saboreaba mi sueño que en ese momento sólo estaba en mi memoria y no podía confundir los momentos y que otro día le contaría a mi esposo ya que nos gusta mucho el morbo de jugar y contarnos historias o que nos gustaría hace, fantasear y cosas que algún día haremos juntos.

Bueno mi esposo esa mañana me tomó y penetró con pasión, yo aún elevada y muy caliente producto de mi reciente sueño..., sentía como me clavaba su erecto pene y después de ricos minutos en que le movía mi pubis, caderas y el muy dentro, al unísono acabamos deliciosamente y yo aún más mojada, sumado a la eyaculación de mi esposo quedamos ambos mojadísimos en nuestros pubis y entrepiernas....., la verdad es que de un delicioso sueño nocturno a la realidad, necesitaba acabar como muy bien lo sentí con mi hombre que afortunadamente para mi es bien dotado y me llena de placer cuando clava su erecto pene y explota dentro de mí.

Pasados unos días en la noche conversando le recordé de ése día de fin de semana cuando en la mañana tuvimos sexo al yo despertar me encontró que yo estaba mojadísima, bueno le dije ahora te cuento; esa noche tuve un sueño erótico que ahora te contaré, obviamente el muy interesado ya que le encanta lo erótico y yo también me excitaría al rememorar ese exquisito sueño.

Empiezo y le cuento; todo comienza entre nebulosas en una amplia habitación de cortinas largas, luces fugaces y calor agradable con una cama de bronce con pilares a los pies... yo estaba tendida sobre esa cama con una blusa, un collar tipo egipcio, vestido plisado y unos zapatos negros taco aguja, en ese momento sólo estaba yo pero como que deseaba algo sexual y con ganas de algo diferente, después de unos minutos de relajación, abro mis piernas y comienzo a acariciarme sobre la cama, toco mi pubis y siento como se erecta mi clítoris..., cuando de pronto siento la presencia difusa al fondo que empieza a perfilarse en el cuerpo de una mujer de pelo corto, estatura media de app 1, 65 metros, vestido completo burdeos apegado a su voluptuoso  cuerpo se perfilan dos enormes pechos, a cada paso que daba como en cámara lenta  parecía mostrarse mejor y ver sus colores, veía más detalles....., todo era extraño y muy erótico a la vez y sentía entrecortada mi respiración, ella ya más cercana sin saber quien era, menos su nombre caminaba sensualmente hacia mí, su mirada lo decía todo y que ella me quería tomar a mí.... ya más cerca, pasos que parecían siglos y que nos mirábamos fijamente a nuestros ojos, miro a sus manos y me percato que colgaban dos esposas, me miró fijamente y sacó mi pantaleta a lo cual yo no opuse ninguna resistencia ya que era un momento muy lúdico, lleno de morbo, magia y pasión, luego con las esposas agarró mis piernas a los pilares de bronce de la cama, luego ella mi amiga de sueño se puso sentada al lado mío...me miró con sus vidriosos ojos verdosos  fijamente y acercó a mi cara, sentía su cálido aliento y jadeo tocar mi rostro, fueron segundos interminables....yo sabía y quería me besara, cosa que hizo suavemente, nuestras lenguas eran dos serpientes en celo y se revolcaban en las paredes de nuestros labios y bocas, comencé sutilmente a tocar sus redondos pechos, esos dulces y suaves pechos, voluptuosos y perfectos cuyos pezones se erizaban al contacto de mis caricias; mi boca se acercó nuevamente a sus labios lentamente y nuestras bocas se entrelazaron en un beso en el cual nuestras lenguas se buscaban ansiosamente, nunca había sentido ser besada tan exquisitamente por una mujer, tan delicada, suave, rico, fue sin dudas el puntapié inicial para lo que vendría después, mi amiga de sueños  me llevó las manos hacia su sexo entre su vestido y colales, yo toqué por primera vez la humedad suya, mis dedos acariciaban sus labios y la penetraban toda, ella se movía acompañándome con su cadera, ella pedía más y más, entonces luego mi amiga de sueños bajó ahora ella con su boca y rozó mi clítoris con su lengua, estaba erecto y yo pedía más , que la siga saboreando, así... largo rato, ella  disfrutaba de los gemidos que hacía y sabía que me estaba dando placer intenso, me calentaba mucho el hecho de estar yo amarrada con las esposas y abierta para mi amiga de sueños que se zambullía en mi húmeda vagina, tanto estímulo, las largas cortinas colgaban desde el infinito y yo casi llegando al orgasmo le pedi que acelerara el ritmo y así lo hizo, sus lamidas eran mas intensas y sus dedos me penetraban más fuerte, así ... así.. así le decía yo en la cúspide de ero, mi húmeda y espasmódica vagina explotó en su boca, pudo sentir los efluvios de mi ser en su lengua y boca y sabía lo que sentía porque al ser mujer podía entender perfectamente cuales eran mis sensaciones. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com