Carta de una enamorada

Por constelación
Enviado el 21/08/2016, clasificado en Amor / Románticos
440 visitas

Marcar como favorito

Los años pasan por mi cuerpo y mente, pero mis sentimientos siguen siendo los mismos y siguen sintiendo por ti.

Apenas recuerdo la persona que era, solo sé lo que soy ahora.

No sé lo que llegaré a ser en el futuro, pero tú me haces soñar lo que yo no puedo ver.

Oigo voces en mi cabeza que no me dejan respirar pero tú me haces volver a la realidad.

Meses atrás mi mente comenzó a dormir y pensé que nunca despertaría,

pero tú apareciste de nuevo y lograste despertar a mi mente adormecida.

Estuve a punto de caer en un agujero cavado por mí misma, pero me apartastes del mal camino cuando ya estaba escribiendo las iniciales en una pequeña piedra.

Desde entonces y para siempre tú has estado para mí, ahora quiero estar al nivel tuyo,

pero siento que ni todas las palabras de amor podrían llenar todo lo que has llenado tú.

Casi como que el aire es innecesario si no te tengo a mi lado, cabe decir que nada puede hacerme sentir tan viva como lo hacen tus besos.

Así fue, nuestra historia pasó como una estrella fugaz y así es como seguimos viviendo nuestra propia historia de amor. Elegimos el camino inexplorado de la dulzura y las amarguras que tantos aman y lamentan.

Cariño, nada puede describir lo que siento yo por ti. Siempre caminaba por encima del amor, decía que nunca me enamoraba, pero luego rompiste mis esquemas y mis acciones calculadas. Me enseñaste a vivir sin reglas, a vivir por mí misma. Fue así como me convertí, fue eso lo que me hace ser así ahora. Aprendí muchas cosas de ti, como que no tengo que pensar que todos me harán daño, porque es posible amar sin quedar desamparado.

Amistad, familia, hobbies... todo se volvió diferente cuando decidimos estar juntos. Solo quiero que tengas una cosa clara de este pequeño escrito, amor, desde que te conocí nada volvió a ser del mismo color, todo comenzó a dar vueltas y pensé que perdía la cabeza hasta que vi en tus ojos una luz que jamás había visto y que agitó todos mis sentidos... todos esos días que quedábamos como si fuesemos simples conocidos o amigos... aquellas tardes que pasamos hasta entrada la noche hablando de nosotros, conociéndonos, comprendiéndonos, enamorándonos rápidamente el uno del otro... sin duda, todos esos momentos merecieron la pena.

Y si en un futuro no llegamos a estar cogidos de la mano... aunque llore todas las noches por no poder abrazarte de nuevo, jamás habrá nadie como tú, porque fuiste el primero y el último que me ha hecho sentir feliz de forma que hasta he llorado de la increíble y relajante felicidad que siento al pensar en ti cada noche al dormir.

Llámame pequeña loca, exagerada... di lo que quieras, nada importa porque conozco lo que amo y a quién amo. Y nada ni nadie podrá dejar que piense así de ti, porque simplemente lo eres todo para mí.

Te amo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com