Clandestinos

Por gon-xxx-
Enviado el 12/10/2016, clasificado en Adultos / eróticos
6332 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Enciendo el teléfono, un correo llega desde tu dirección, creo que me quede dormido desde que tuviste que irte, al parecer ya paso una hora y estas ya en tu casa, abro el correo y tus palabras me conmueven a la vez que siento una sensación extraña.

***a mi esposo le había dicho que debía hacer un viaje por el trabajo... cuando llego a casa el me está esperando, me pregunta como estuvo el viaje, yo le dije que agotador pero muy provechoso....

Entonces me dice... es que te estaba esperando y te extrañaba.... mientras sus manos empiezan a recorrer mi cuerpo

Lo dudo... pero creo que es mejor dejarlo satisfecho... así que rápidamente le sigo el juego... nos desnudamos y nos vamos a la cama, mi esposo sin demorar se montó en mí y me penetró... cerré los ojos y te recordaba y eso me excitaba... mi esposo no tardó en acabar y yo fingí que lo hacía pensando en ti... en mi hombre***

Después de verte partir, cerré los ojos y recordaba tu cuerpo sobre el mío, de las maneras en fuiste mía y te cogí con fiereza, abro los ojos y me doy cuenta que mi esposa también ya debe estar llegando a casa, me visto y me reviso por si nuestro calor se fue más allá de lo permitido. Compruebo que eres una fantástica amante, que respetas mi vida como yo respeto la tuya. 

Enciendo el carro y me dirijo a casa, donde mi esposa acaba de llegar de ese viaje a casa de su madre, llego y ella me abraza con cierta frialdad, frialdad que me ha hecho correr a tu calor, yo consciente de que su personalidad ya no me duele puesto que en ti encuentro esa pasión que creí perdida también la abrazo.

Me lleva a la cama y tu recuerdo no tarda en llagar, mi erección brota como loca sobre las manos de mi esposa, ella se sorprende y se desnuda en el momento, cierro los ojos y es tu cuerpo desnudo el cual me está chupando rico y desafiante, siento como tus manos me empujan a la cama y caigo esperando tu fiereza un cuerpo caliente esta sobre mi y es ti imagen la que siento sobre mi moviéndose y gimiendo, mientras unas uñas se clavan el los surcos que hiciste anoche. Mi esposa tiene un orgasmo y cae desplomada en la cama, mi cuerpo quiere sentir más, quiere sentirse explotar de placer como contigo. me levanto y la tomo de la cintura, la coloco en cuatro y tomo su cabello, la penetro y es más fácil imaginarte a ti, eres tú a quien estoy cogiendo, mi pasión se vuelve a encender pero no es tu voz la que me dice que siga.

No son tus palabras sucias las que me elevan pero aun así tu imagen me hace llegar al orgasmo, en qué momento me hice tuyo? en qué momento nos pertenecimos? en la cama dices ser mi puta pero siento que eres la mejor experiencia de mi vida.

Sé que no es amor lo que siento por ti y de sobra sé que no me amas, pero siento que necesito estar cerca de ti, tener tu piel, tener tu calor y tu aroma, ese aroma a sexo, un aroma tan excitante que de solo recordarlo me hace estremecer, necesito tenerte desnuda en mi cama y poseerte día y noche hasta que mi cuerpo no aguante mas, mis días han cambiado, ahora sonrío con un cierto brillo en la mirada una mirada que también refleja lujuria, tenerte en mi vida me hace sentir pleno, las noches que paso contigo son pocas y muy cortas, pero espero con ansias la siguiente, anhelo la siguiente noche para poder verte para poder tenerte desnuda y hacerte todas las cosas que me encantan y sé que a ti te fascinan, tu cuerpo me lleva a la gloria y aunque sé que esto es clandestino pero aun así el poco tiempo que paso contigo, lo tengo vivo siempre en mi mente.

Un día mas se esfuma y tu recuerdo me llega más vivo, enciendo la computadora y en mi bandeja llega un nuevo correo tuyo, el solo ver tu nombre en la dirección de correo me hace sonreír, ya quiero que me digas lo mucho que me deseas, lo mucho que anhelas estar conmigo, es algo raro pero tu presencia me pone feliz.

***Hola amor, esta noche me toque pensando en ti, mis manos me arrancaron un orgasmos y mi mente no paro de pensarte, tu imagen me partió en dos con pasión y rudeza, recordar tu olor, tus manos tu pene dentro mío me elevo mas allá de la locura. Mi esposo estaba a lado mío en la cama y sus ronquidos me regresaron a la realidad pero termine sudando y con el sexo empapado.

Quiero que vengas hoy amor, dime que vendrás, extraño tus caricias y que me vuelvas loca de pies a cabeza, quiero complacerte en todo... ser tierna pero a la vez una putita en mi cama.

Mi esposo está de viaje... mis hijos en el colegio... hoy no trabajo... estoy sola en mi casa... ven

Besos***

Cierro la computadora y mi calor ya está en aumento, entro a la oficina de mi jefe y pido permiso para salir un momento del trabajo, que necesito salir de emergencia, tomo el carro y llego a tu casa no sin antes, pasar por una botella del vino que te gusta.

Me recibes con un conjunto de lencería, me dices que lo compraste solo para mi, ni siquiera abro la botella cuando tus manos ya me estas quitando los botones de la camisa. Tu mirada tiene fuego y quiero que me queme hasta el fondo.

De pronto…


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com