LO QUE SIGUIÓ

Por lunatica89
Enviado el 05/05/2013, clasificado en Amor / Románticos
920 visitas

Marcar como favorito

CONTINUACION...........

Al día siguiente de ese mágico encuentro; seguía sonriendo, seguía presa en los momentos de pasión y en esa entrega que de por si, dejó muchas marcas en mi piel; en mis pechos, en mi espalda... nada me importaba, simplemente era feliz.

Me llamó muy temprano para desear los buenos días y decirme que ya le tocaba marcharse nuevamente; yo estaba en final de semestre y me adelanté a sugerirle que viajaramos juntos ya que él también tenía que tomar mi ruta hasta otra ciudad, misma donde yo estudiaba, y luego abordar un autobus que lo llevara a la Sierra de mi país. 

-Mmmm... no lo sé, la verdad no sé realmente a que hora me valla,-dijo- igual yo te llamo  más tarde, fue el fin de la llamada.

Pasaron las horas y cerca de la una de la tarde volvió a llamar: - Hola, ¿ya te fuiste?. -No, le respondí, aun estoy aquí, ¿y tú?

- Nada también estoy aquí, mira, la verdad no se a que hora me desocupe de lo que estoy haciendo, creo que si te toca irte, te adelantes nomás y si puedes me esperas en la terminal de allá para despedirnos. Noté aquello muy raro, sin embargo quise creer que no pasaba nada; - y a que hora puedes viajar entonces, le dije finalmente. -Mmmm.... bueno siquiera salgo eso de 3 de la tarde. Luego te llamo, chao.

Y colgó mi llamada. Empecé a sentir algo en mí que me decía que aquello estaba mal, que a lo mejor lo que había pasado era un completo error, que terminaría sufriendo; odio esa lucha interna que se plantean el corazón y el cerebro por ver quien tiene la razón, sin embargo aunque sabes perfectamente que esa razón ganará, aun así prefieres hacer más caso a tus sentimientos, y esos sentimientos solo te causarán dolor. Al menos eso comprobaría yo.

Empecé a vestirme y alistar  mi bolso de viaje totalmente desganada, la felicidad que antecedía fue suplantada por un pequeño dolor, por una leve amargura, por una preocupación que no puedo describir. Me tomó mas de una hora arreglar mis cosas, despedirme de mi familia y salir de casa, caminé largamente hasta la terminal de mi localidad; eran cerca de las dos treinta cuando llegué allá. Todos los autobuses interprovinciales se llenaban de inmediato, luego de inicios de año la gente empezó a retornar a sus ciudades y se me hizo imposible conseguir boletos.

Viendo que ya iban a ser las 3 de la tarde y él no llamaba, comencé a llamarlo yo, me contestó luego de momentos y me dijo que estaba saliendo para la terminal, que lo esperara, que no me fuera.

Mi desgano se volvió tranquilidad nuevamente, mi tristeza se ausentó. Ahora hoy, viendo desde mi nueva perspectiva el asunto me doy cuenta que era yo la que quería aferrarse a la idea de esta relación, la que ponía el interés y todo para que funcionara, pero en ese momento no quería darme cuenta.

Esperé unos minutos y lo vi llegar, traía aquella camisa a cuadros que me encantaba y su maletín azul al hombro, no me saludó con un beso en los labios, solo en la mejilla. Nos embarcamos en un autobus que de improviso llegó y cogió pocos pasajeros; y nos sentamos juntos casi al final, ahí todo fue distinto, me tomó por la cintura y empezó a besarme, a decir que me había extañado, que no dejaba de pensar en mí desde la noche anterior y en todo lo que había pasado entre los dos.

Dejé a un lado mi preocupaciòn por aquellas llamadas frías y cortantes y me dediqué a disfrutar del viaje con él.

Conversamos mucho de muchas cosas, nos reímos de todo, en momentos me quedaba mirando a traves de la ventanilla los pequeños campos que pasabamos y él se ponía a observarme y sonreía, luego yo volteaba y también correspondía con una sonrisa.

Escuchamos algo de música, nos colocamos los auriculares y en el largo repertorio que tenía en su celular, empezó a dedicar cuanta canción sonaba, aún hoy que escucho aquellas melodías arrancan lágrimas de mis ojos.

Todo el viaje, que hasta hacía unos días me parecía aburrido, largo y cansado, esas dos horas y media, fueron las más maravillosas que pude pasar y que rápido se pasa el tiempo cuando lo compartes con esa persona especial, a quien no quisieras dejar ir nunca. Llegamos por fin a la terminal, el carro estacionó y todos los pasajeros empezaron a bajarse, yo no quería hacerlo. Nos bajamos y caminamos hasta la caseta donde debía comprar el siguiente tickete de viaje, la fila era interminable.

-Bueno, me dijo, parece que aquí nos despedimos.

Lo quedé mirando y otra vez la tristeza se apoderó de mí; me acerqué para abrazarlo. Me envolvió también con sus brazos y me besó tan fuerte que creí que de ahí no me iría-

-Te me cuidas mucho princesa...

-Y tu también mi loquito, le dije, quiero que vallas bien y regreses sano y salvo y completito para mí.

Ambos sonreímos y me dio un último beso en la frente, luego me marché y él también. Que loco sentir todo aquello en tan poco tiempo, sentir que me faltaba el aire al separarme de él y que ya lo estaba extrañando con solo haberme alejado unos cuantos metros de su presencia, volteé una vez más y continuaba mirándome, mientras hacía el ademán de "Te Llamo" con su mano izquierda.

Caminé más y más rápido para no pensar en volver y quedarme con él, tenía muchas cosas que hacer, tantos proyectos finales que terminar y mis pensamientos no estaban nada coherentes con respecto a eso; toda mi mente estaba ocupada en ese hombre maravilloso que tan de repente se adentraba en mi vida, que me nublaba la razón, que me había vuelto loca de amor y de pasión. o quizá era yo la que se formaba un mundo completo con aquel..... mientras la vida me traería muchas razones para desechar cada idea, solo el tiempo sería el encargado de hacerme saber cuanto durarìa ese idilio..... esa emoción, ese profundo y prematuro amor... o talvez lo que siga me haría entender de una forma u otra que un corazón por más enamorado que esté no lo arriesga todo.......

CONTINUARÁ...................................


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao