La perra Flo! está en celo

Por EPV
Enviado el 13/08/2018, clasificado en Humor
124 visitas

Marcar como favorito

Nunca había escrito sobre ella en la página y debería comenzar con una presentación como corresponde pero como hay temas más importantes que involucran a la perra Flo! comenzaré a mencionarles sobre esa situación. De todas modos les cuento que hace unos meses adopte a la perrita más reconocida del barrio, que llegó de una comuna pudiente y que por estos días tiene mejor modales que yo, a pesar de su fascinación por el jamón y las galletas de vino. Cuando la adopté me sorprendió mucho porque no hace sus necesidades dentro del departamento y tampoco rompe sillones ni muebles. Me he fijado que su rutina es bien temática, sólo dedica sus días al paseo, los juegos nocturnos, el cariño abundante y las largas siestas durante las tardes de teleserie.  

Luego de dar estos datos principales acudiré a lo principal del relato, ya que hoy no podré hacer una biografía de ella, debido a un suceso mucho más importante que sucedió durante estos días. Cuando adopté a esta perrita me sorprendió sus modales porque no tiene olores fuertes, no hace sus necesidades dentro del departamento y tampoco rompe sillones ni muebles. A todas luces es una mascota perfecta, pero hay factores externos que lo hacen todo más difícil: había olvidado el detalle de la reacción de los cachorros ante una perrita en celo.

La perra Flo! está en sus días de atracción y locura, me di cuenta cuando fui a comprar pan con ella y al darme la vuelta habían ocho perros mirándola fijamente, languetiandose con una mirada de hipnosis. En esos momentos entendí lo desagradable que son los machitos, sin importar de la raza que sean. Todos los canes desfilando, desde un Chihuahuas hasta un par de San Bernardos, mientras la perrita saltaba de emoción y ansiedad, dándose vueltas como trompo al mismo tiempo que ladraba, algo muy inusual en ella. En esos momentos se sentía vulnerable como nunca, pero yo estaba para cuidarla y alejar a los machistas que no se dan el tiempo para conocerla y ya quieren procrear.

El veterinario dijo que tenía como 8 años, entonces me pongo en su caso y es como estar en la menopausia y quizás una de las ultimas oportunidades para atraer tantos jovencitos, pero lamentablemente no tenemos los recursos para hacernos cargo de cachorritos.  

Pasaron los días y se mantenía la misma actitud de los perros del barrio, incluso cuando tenía que ir al trabajo y salía sin compañía. A veces pensaba que quizás yo también estaba en celo y que los perritos querían entablar una relación amorosa conmigo, porque me seguían hasta subirme al Transantiago. Durante estos días me hice muchos amigos pero siento que se hacían los amistosos para caerme en gracia y comenzar el apareamiento con la Florencia.  

Es verdad que la Flo! tuvo muchos pretendientes durante estos días pero hay uno solo que fue el más leal, que incluso hizo su propia casa en la puerta del departamento, a pesar de eso, hay que dejar en claro que a parte de ser el más fiel también es el más feito, aunque el más tierno y valiente entre todos los osados pretendientes. Si tuviera que elegir a uno entre todos para ser parte de la familia no dudaría en seleccionarlo, porque es el más esforzado y cariñoso de todo el clan de los huele traseros.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com