EMULANDO A PESSOA

Por dapiso
Enviado el 13/06/2013, clasificado en Reflexiones
328 visitas

Marcar como favorito

 

 

 

 

                                      EMULANDO A PESSOA

 

        Desde mí emulando a Pessoa. Sentido del paso por la vida: aquellos que son o eran extraños en el mundo o el mundo se les hace o hacía extraño, de aquellos que no quieren o quisieron comulgar con nada ni con nadie o que no supieron comulgar, aquellos para los que es o era un dolor la vida, de una vida en la que no se encuentran o encontraron, y quienes no hallan o hallaron su sentido y donde ubicarse o encontrar lo perseguido.

       Que un día el cielo castiga con látigos helados y al día siguiente llega el día luminoso y soleado como si nada hubiera pasado, como si el ayer y el hoy y el mañana, nada tuvieran que ver. Y todo quedase en el tiempo efímero, cada vez más lejano y distante. Que fecha tras fecha se repetiría o podría repetirse, como el sentido de la vida.         Cuanto dolor presente y el alma herida. En los que tal vez puede presumirse el misterio de la vida. Donde el deseo y la ilusión forman parte de lo mismo y sin ellos todo se convierte en escarcha helada del sueño olvidado o perdido. Que de cicatrices está el alma herida de los que sienten y padecen el paso del tiempo, las tempestades de la vida. Que del comedimiento unos han quedado alejados de la vida y los atrevidos tal vez no la han sabido apreciar. Desde el silencio confesar la suerte esquiva, de los que no saben

o no supieron encontrar un equilibrio con la vida.

       Que son mis escritos como afluentes de un río donde encontrar el camino. Que a pesar de todo soy y si no, no sé que sería. Y a pesar de todo camina. Encontrar el aliento en la noche tranquila y perderlo en la noche perdida. Días del extravío y de la pérdida. Cuando tus alas parecen mojadas donde alzar el siguiente vuelo. Y se rompía el vuelo donde proseguir mi viaje de alma solitaria y perseguida. Allí donde danzan los sueños danzan mis sombras. Como lágrimas de su tiempo, de un tiempo que no volverá. Sabiendo que has de sentirte fuerte que la debilidad te mataría. Viajero de sueños prohibidos. Que para sentirte has de sentir tu alma dolorida. Cuando la sensibilidad está ausente nos convertimos en piedras del camino. Y con la falta del abrazo amigo está sin llegar la sutil y esperada compañía y sientes deshacerte como el pájaro que no encuentra su vuelo y perece en la noche perdida.

            

 

                                            

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com