Los Archivos de Lacerta (31 p)

Por DAEP
Enviado el 07/07/2013, clasificado en Reflexiones
468 visitas

Marcar como favorito

Desde mi asignación tenía de todos modos como meta una investigación en este
terreno que durara varios días, yo lo visité en este lapso de tiempo tres veces
como persona humana. Al principio nosotros hablamos principalmente sobre cosas
realmente ordinarias; más adelante nos metimos en asuntos religiosos y físicos.
Él parecía estar impresionado por mi conocimiento, y yo lo estaba también con
sus pensamientos claros –para ser humano–, él exhibió su personalidad y sus
propias opiniones. A ustedes realmente les gusta adherirse totalmente a una
opinión pública o condicionada, como por ejemplo, las “especies reptiloides son
malvadas” y cosas como esa. Dirigí la conversación en esta dirección, y E.F.
dijo algo sobre que él creía en la especie extraterrestre y que no
necesariamente podían ser malvadas, pero quizás solamente algo diferente a su
especie. Eso me satisfizo. En esa lapso de tiempo, por supuesto, no podría
hablar concretamente con él sobre mi conocimiento porque él no me habría creído,
me hubiera tomado por un humano bromista. Cultivé mucho una idea muy inusual
(para mi especie) de demostrarle mi exterior verdadero, algo que hice durante
nuestra conversación en nuestra cuarta reunión en la cabaña. Realmente, él
estaba predestinado para el contacto: tenía una mente abierta, honesto,
inteligente, no era religioso inclinado o condicionado; él vivió solo y se
aisló, y nadie le creería si él decidiera ir en público con su historia. Me
atreví a tomar la medida, pero tenía serias dudas sobre lo que iba a hacer,
especialmente cuando él reaccionó… muy… violentamente. Él consiguió
controlarse después de un tiempo y pudimos finalmente hablar concreto sobre
materias definidas. Ahora él no tenía ninguna opción más que creerme. Éste era
el principio de una serie de reuniones que ocurrieron inicialmente allí en los
bosques, pero más adelante ocurrió en su residencia alejada. Finalmente él te
puso en contacto conmigo… y por esa razón ahora estamos sentados aquí de nuevo
y hablando de cosas que probablemente no serán creídas allí afuera en la
sociedad humana.

 

14 PREGUNTA: Usted ha dicho, que no habría tenido permiso en aquella
época para los contactos con los seres humanos. ¿Ahora entonces tiene permiso
para hablar con E.F. y conmigo sobre todas estas cosas y hacer esto
científicamente público?

 

RESPUESTA: Sí. Eso es difícil de explicar y para usted entenderlo. Sólo
digamos, me hallo ahora en la posición para arreglar este permiso sin tener que
considerar cualquier consecuencia. En esta posición soy quasi-”inmune” contra
ciertas restricciones. Mirémoslo de esa manera. Sí.

 

15 PREGUNTA: ¿Si la gente desea entrar en contacto con su especie, tiene
alguna posibilidad de hacerlo?

 

RESPUESTA: Generalmente no. Evitamos el contacto con ustedes y operamos sobre
la superficie solamente en áreas alejadas y allí utilizamos la técnica de la
mimetización en caso de que nos encontremos con alguna gente. Que ahora esté
hablando con usted no significa que otros seguirán mi ejemplo. Es evidente que
ustedes podrían intentar encontrar una entrada a mi mundo y penetrar allí. Sin
embargo, eso puede pronto conducir a consecuencias desagradables para el que se
infiltró. No tienen ninguna posibilidad en la superficie de reconocernos.


               Ustedes incluso no pueden entrar en contacto con nosotros directamente, nosotros tenemos que contactarlos, apenas como hice con E.F. Esas clases de contactos sin embargo no son la regla sino que son ocurrencias muy raras.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com