4 DIAS 3 NOCHES (PARTE 1)

Por Amado
Enviado el 12/08/2013, clasificado en Adultos / eróticos
7674 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Organizo viajes y en una ocasión lleve a un grupo de graduación de chicos de primaria junto con sus papas.

Como era un grupo grande, requería apoyo durante los 4 días en un hotel de playa; así que invite a mis primas Bety y Fer para que me ayudaran con la coordinación.

Accedieron encantadas e incluso me dijeron si podían invitar a su amiga Dafne. No pude negarme imaginando a esa tercia de bombones en bikini, aquí sus respectivas descripciones

Bety: 20 años, 1.65, cabello negro, lacio y largo, piel canela, ojos negros, senos grandes y firmes, trasero grande y levantado.

Fer: 19 años, 1.60, cabello castaño, lacio y largo. Piel morena, linda sonrisa, senos medianos, gran trasero, curvas sinuosas.

Dafne: 20 anos, 1.55, castaña, rizada, piel blanca, ojos coquetos y sonrisa sensual, senos pequeños, trasero muy levantado, delgada, pero sabrosa.

En fin, llegamos el jueves temprano al hotel, desayunamos, nos dieron nuestras habitaciones y fuimos a cambiarnos.

Como había regalos para los asistentes que guardamos en mi habitación, le di una llave a cada una de las chicas para que pudieran entrar sin necesidad de que yo les abriera.

Después alistamos el Hospitality Desk (HD) y empezamos a recibir a los graduados y sus familias conforme fueron llegando.

Todo el mundo feliz y la verdad es que yo mas, las chicas resultaron ser muy eficientes y excelentes anfitrionas. Además, con las playeras y shorts del uniforme de la agencia se veían guapísimas.

Ese día tuvimos mucho trabajo y después de recibir a todos los asistentes, hicimos turnos de 3 horas cada uno para cubrir el HD por cualquier requerimiento de nuestros huéspedes, de tal forma que todos teníamos tiempos libres y los aprovechamos al máximo.

Pude ir a la playa con las tres y disfrutarlas en bikini jugando en las olas o tomando el sol (Sacrificadamente me ofrecí a ponerles bronceador en la espalda y llegue a tocar sus ricos traseros con el pretexto de que no se quemaran) o nadando en la alberca, que tenia el agua tan fresca que hacia que sus pezones se endurecieran de frío Mmmmm!

Y que decir de la Cena de Gala para los graduados. Me sentí como Tony Stark al llegar a la cena con tres bellezas de mi brazo. Todas llevaron vestidos largos de coctail y me pude percatar de que ninguna usaba ropa interior. Baile con las tres, nos divertimos y me despedí como Cenicienta a las 12, pues me tocaba el primer turno del HD a partir de las 8 am.

Subí a mi habitación y me desnude para dormir. De pronto mientras me lavaba los dientes la puerta de mi habitación se abrió y entro Bety con dos tragos en la mano.

"Hola primo, quieres un ultimo trago?" dijo mientras caminaba hacia el ventanal.

"Claro prima, voy enseguida" conteste desde el baño.

Menuda sorpresa me lleve cuando salgo del baño con una toalla en la cintura y veo a Bety con la noche de fondo, un trago en cada mano en el momento justo en el que su vestido resbala hasta sus pies, dejándola completamente desnuda.

Sin mediar palabra se acerco a mí, me dio mi copa, brindamos y bebimos. Su mano libre alcanzo mi toalla que termino en el piso como su vestido. Se acerco mas hasta posar sus senos contra mi pecho y me dijo "Hazme tuya"

La levante y la lleve cargando hasta la cama, donde comencé a besar su cuello, sus senos y pezones, provocándole gemidos y ronroneos.

Luego, seguí bajando hasta encontrar su coño completamente depilado. Dedique especial atención a su clítoris, que de una pequeña perlita rosa paso a ser el centro de su placer. Que delicia su sabor, su aroma. Comenzó a jadear.

Ella busco mi miembro y nos acomodamos en el 69, lo que me permitió además estimular con mi lengua su zona anal.

Me chupaba, besaba, lengüeteaba todo mi miembro y mis testículos con gran habilidad aumentando mi excitación.

Ambos gemíamos y jadeábamos. Sin dar tregua, la puse en cuatro y levanto sus ricas nalgas. La tome por la cintura y le metí poco a poco mi miembro en el coño. Después lo saque por completo y volví a meterlo, pero esta vez de un solo golpe.

"Ahhhhhh!" Exclamo. "Mas, mas, métemela toda"

Y yo muy obediente le di lo que quería una y otra vez. En el espejo podía ver como sus senos se movían al ritmo de las penetraciones y mis testículos chocando en su coño hasta que llego su orgasmo y el mío casi al mismo tiempo.

Acabamos sudando y jadeando en la cama, hasta que nos dormimos. Al despertar, mi mano estaba sobre su seno y la suya agarraba mi miembro.

Me levante, tome una ducha, me vestí y baje a cubrir mi turno.

Ese día hubo otras actividades de playa, paseos en bote, y algunas mas. Después de la cena, me fui a mi habitación. Me acosté desnudo como siempre y me dormí.

Tuve un sueno delicioso: una suave boca femenina besaba mi miembro dormido, lo chupaba, lo succionaba hasta que despertaba y comenzaba a ponerse erecto.

Abrí los ojos y vi que no soñaba, era Fer que se daba gusto con mi miembro. Seguro se entero de lo de Bety y vino por lo suyo.

Después lo cubrió con crema batida y lo lamió hasta dejarlo limpio y mas firme que un poste.

Luego ella misma se "decoro" con crema batida y chocolate liquido los senos y su pubis; se recostó en la cama y arqueando la espalda me dijo "Cómeme toda".

Empecé con sus senos comiendo la crema a grandes bocados para descubrir un par de pezones erectos y sensibles a las caricias de mi lengua. Amase sus senos firmes, los bese, le mordí los pezones.

Mi lengua siguió el camino de chocolate que bajaba hasta su pubis. Como si la afeitara fui retirando con la lengua franjas de crema hasta encontrar un coño completamente depilado deseando ser comido.

Me di vuelo dándole placer oral a su clítoris y metiendo mi lengua en su coño hasta hacer que se viniera. Después de tanto dulce, sus jugos me supieron delicioso.

Para quitarnos lo pegajoso del chocolate la lleve a la ducha. Con el jabón recorrimos mutuamente nuestros cuerpos y la excitación creció.

En un momento que me agache por el jabón, me dijo: "No te levantes, así quédate"

Me ha propinado una deliciosa sesión de Besos Negros que me aflojaron las piernas y relajaron mi esfínter a tal grado que cuando me di cuenta su dedo masajeaba mi próstata y explote lanzando abundantes chorros de semen.

La levante frente a mi, me rodeo con sus piernas y le metí mi miembro en el coño. Ella controlaba la penetración y alternaba unas muy profundas y lentas con otras rápidas. Así estuvimos durante largo rato. Antes de volver a tener yo otro orgasmo, le arranque tres a ella.

La arrope con una suave bata, se cepillo el cabello y nos acostamos a dormir.

CONTINUA... (PARTE 2)


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com