YHESSEL... ( 1 )

Por babyloni
Enviado el 19/08/2013, clasificado en Adultos / eróticos
2405 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Yhessel mirando los ojos de rubí del dios de oro Sabbún, que la mira allí en el lecho de pieles de carnero rojizo, y ella suspira y gime bajo la asquerosa gordura del anciano Casfuk. Que ufano posee a la linda moza... su trofeo de guerra. El y sus fieros guerreros emboscando y matando gustosos al príncipe Vadojar y su nutrida escolta. Casfuk degollaba al hijo de su enemigo, el rey Adusut, y entre el bagaje del mísero príncipe la niña Yhessel... ella comprada por Vadojar en el bazar de esclavos de la populosa Setioma... ella arrancada de brazos de su madre por los recaudadores de impuestos de Setioma, porque su padre no tenía para pagar. Y Vadojar visitaba tal reino aliado, y vió a la moza desnuda siendo ofrecida a los ojos lascivos de los allí presentes. Y dió cien monedas por ella. La llevaba a su país cuando Casfuk y sus guerreros... Y ahora la niña allí, en la tienda del jefe de los nómadas zagarik... y tal anciano garrudo la montaba con ardor y deleite... libando sus tetas de miel pura y mancillando su vientre angosto y dolorido... Vadojar la reservaba para su llegada a la patria suya. Y ahora la dulce y rubia Yhessel sería esclava del temible Casduk, que con sus zagarik era el azote de toda la región.

Y el dios de los nómadas Sabbún la mira desde su pedestal, a sus pies, en una bandeja de plata, la cabeza castaña del joven y bello y barbado Vadojar... Yhessel gime de un mordisco salvaje del anciano horrendo... y él cesa de montarla... Y puja el rugoso y cano jefe tribal al eyacular por fin en el húmedo y acuoso vientre angostito de la preciosa hembrita de ojos color del cielo y rizos de oro...

Se levantaba del lecho el viejo, y ella abierta de piernas... dolorida y exhausta... sudorosa y suspirante... El tomaba un trago de vino de un odre de cuero de camello... y veía su semen bullendo en el sexo de la esclava...

Salía de su tienda de campaña, a atender sus asuntos varios y Yhessel quedaba allí... y el dios de oro ese la miraba con sus ojos de rubí muy rojo...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com