Carta a mis hermanos en el camino.

Por RAVAZSA
Enviado el 23/08/2013, clasificado en Reflexiones
373 visitas

Marcar como favorito

¿Quienes son mis hermanos en el camino? Pues todo el mundo. Mis "enemigos" mis "amigos", todos son mis hermanos en el camino. Así que mi carta va dirigida a todo aquel que me lea. 

Eres mi hermano/a, te caiga yo bien o mal, lo mismo te parezco un pendejo (como dicen en mi querida América Latina) que lo mismo te parezco “güena” gente (como dicen en mi querida Andalucía). Eres mi hermano/a te guste o no te guste, hemos coincidio en el tiempo, estamos los dos vivos ahora, y tú puedes leerme y yo escribirte, y a la inversa. Dios nos ha puesto a cada uno en un camino propio, pero nos hemos cruzado, tú en mi camino y yo en el tuyo. Los dos son caminos del Todopoderoso, de Dios, de la Existencia, de la Consciencia, del destino, llámalo como quieras, eres mi hermano. Y no tengo más remedio que quererte. 

El daño que me quieras hacer a mi, te lo estarás haciendo a ti mismo, tu camino se ensuciará de mal karma ¿No te das cuenta? Si me abrazas, si me quieres, tu camino se llenará de buen karma, de buena sombra, de alegría. Tu felicidad depende de ti. 

Dios en su bendita y grandiosa creación te creó al libre albedrío, es decir, te dio la libertad de escoger. Porque si no tienes la libertad de escoger, no tendrás jamás la capacidad de comprender. Serías como una planta o como un animal, no serías un ser humano. El ser humano se distingue del resto de la creación por su capacidad de comprender tanto en lo que a la naturaleza se refiere, como a lo divino. Estamos justo entre una cosa y otra. Y Dios, el Todopoderoso lo quiere así, quiere que evoluciones, no te ha creado para que te quedes asustado con los problemas que crea el ego, te ha creado para que evoluciones hasta la comprensión y luego más allá de ella. 

Tu felicidad depende de ti, no de nadie más, nadie podrá jamás hacerte feliz, la felicidad es simplemente algo que está en ti, incluso te diría más, la felicidad es lo que eres en tu estado natural. La infelicidad viene cuando empiezas a creer en ideas, culturas, dogmas, creencias, programas mentales en definitiva, que te dicen que no eres feliz, sino que tienes que conseguirlo a través de llevar a cabo ese programa, esa creencia. 

Y en la simplicidad está la felicidad. No se trata de conseguir nada, eso es un engaño del ego. Sé simple, sé natural, vé deshaciéndote de todos esos programas mentales en modo de creencias, de dogmas, de cultura, de moralidad, y poco a poco sé más natural, más espontáneo, empieza a quererte y respetarte a ti mismo, y así poco a poco empezarás a querer y respetar verdaderamente a los demás, y no solo a las personas, sino que a toda la naturaleza, a todos los animales y plantas, incluso piedras. Todo es tan hermoso, tan sagrado, todo es tan divino. Todo es un hermoso regalo de Dios que con su infinita sabiduría y amor ha creado para ti. 

Las personas, incluyendo a los que consideras tus enemigos, a todas las personas, las creó el Todopoderoso para ti. Para tu camino, para tu evolución, para que florezcas en el Jardín del Edén. 

Todo, completamente todo en tu camino es sagrado. Está creado por el Todopoderoso para ti, y él siempre está al lado tuya amándote y comprendiéndote siempre. Siempre dándote señales, a ti, exclusivamente a ti. 
Seas quien sea, estás leyendo esto porque Él quiere que lo leas. Y el quiere tu libre y sagrado albedrío. Tu camino es el camino de Dios, si tú te distraes, Él se distrae, si tú sufres, Él sufre, porque te ama completamente, tiene una empatía total contigo, tanto, tanto, que tú eres él, y Él eres tú. 

Pero eso mismo le pasa exactamente igual con todos los seres humanos y resto de seres vivos. Él empatiza completamente con todos y con todo. Porque todo es Él. 

Nos quiere a todos, y sufre cuando nos ve sufriendo por causa del odio y la insensatez. 

Y tú dirás; ¿Cómo va a sufrir Dios el creador y Todopoderoso perfecto? 

Pues porque es tan perfecto, que ama hasta a la imperfección y empatiza con ella. 

Dios (lo innombrable) es Todo. Por tanto tú eres Dios. 

Te quiero. 

RAVAZSA


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com