Un día cualquiera...

Por Maggio
Enviado el 29/08/2013, clasificado en Amor / Románticos
1036 visitas

Marcar como favorito

Por fin, ya lo veo. Después de dos días sin parar de llover, ha salido el sol. Qué maravilloso día hace. Amo este tipo de días. Me pasé largas jornadas en casa sin salir, y el momento en que pisas la calle, qué paz. El olor a humedad y a tierra mojada llena el ambiente. Paseo, mientras sorteo alguna vez que otra esos pequeños charcos que quedan como huella de las lluvias de los días anteriores. Aún hace fresco. Una pequeña ráfaga de aire me hace temblar, pero a la vez, me siento muy relajada. Comparada con estas últimas semanas, mi sonrisa es radiante. Me apetece escuchar música. Me pongo los cascos, enciendo el iPod y empiezo a escuchar una canción. No. Un escalofrío recorre mi cuerpo. No hace viento ahora. Simplemente, te tengo justo enfrente de mí. Estás guapísimo. Paseas alegre de la mano de una chica. Y en ese instante se cruzan nuestras miradas. No sé donde meterme. Sólo veo que tus ojos están brillantes y que tu cara resplandece con tu sonrisa. Vienes directo hacia mí, dejando a la chica atrás. Me das uno de tus abrazos y ese beso tierno en la mejilla que nunca te falta darme cada vez que nos encontramos. Pero, ¿por qué tenía que ser hoy ese encuentro precisamente? ¡Y CON ELLA! Aún no me lo creo. No quepo en mi asombro. Mi cara tiene que ser un monumento. Intento sonreírte, pero rápidamente te das cuenta de que me pasa algo. Mierda. ¿Por qué tienes que conocerme tan bien? Abres la boca y no te da tiempo a decirme nada. Ya he contestado a tu pregunta: “sí, estoy bien de verdad, sólo me duele un poco la cabeza”. Sonríes. Te acercas a mi oído y me susurras: “a mí no me puedes mentir”. ¡Ay mi madre! Escuchamos una tos a nuestro lado. La chica. “Perdonad, ¿nos podemos ir ya?”. ¡SERÁ…! “Sí, sí, claro”, me miras, “adiós mentirosa”, sonriéndome. Y te vas. Y con ella. Me quedo quieta mirándote como te alejas. Veo entonces que giras la cabeza y me estremezco al leer las dos palabras que pronuncian tus labios: “Te quiero”. Yo también mi amor, ni te lo imaginas…


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao