Sombras parte 1

Por ignacio perez
Enviado el 08/09/2013, clasificado en Fantasía
804 visitas

Marcar como favorito

Soy una sombra furtiva. Me escabullo constantemente por las paredes. A veces me ves, a veces no. Pero la diferencia de mis compañeros soy una sombra recién estrenada, por lo tanto necesito tiempo .para adaptarme a mi nueva identidad. No es fácil sobre todo teniendo en cuenta que carezco de una consistencia física. Es decir, un cuerpo con todos los elementos correspondientes: órganos, huesos, músculos…Es  difícil expresar con términos humanos y comprensibles lo que significa ser poseedor de esta nueva identidad. En principio, no siento sensación de peso. Tengo la capacidad de saltar grandes distancias si necesidad de volver a asentar mi cuerpo en un terreno firme. Tampoco siento dimensión corporal. Soy completamente plano, eso permite que mi cuerpo se adapte (entre comillas) a cualquier tipo de estructura. Por ejemplo, puedo apoyarme a la perfección a un balcón y prolongarme sobre el para acomodarme lo mas posible. Los relieves no suponen ninguna dificultad para mi así como tampoco suponen las superficies completamente lisas, como la persiana cerrada de una tienda. También puedo permanecer suspendido .del suelo el tiempo que desee. Como habréis intuido es una actividad divertida. Puedo ascender a gran altura, subiendo por los edificios, pero como sombra no puedo ir mas alto, sobrevolar la ciudad, puesto que a esas elevaciones no existe ningún elemento que .pueda reflejar una sombra.

 

          Pero no todo son ventanas. Las sombras tenemos que soportar muchas limitaciones. Una de ellas es la comunicación. Ya que carecemos de órganos, no tenemos la capacidad de hablar. Por lo tanto nos comunicamos a través de gesticulaciones como los sordos, lo cual nos obliga a mover constantemente los brazos.

 

Una de nuestras distracciones favoritas además de gesticular .es jugar y en ocasiones nos juntamos todos para crear una sombra grande. A medida .se van añadiendo más jugadores, mas grande y divertida es la sombra. Pero a veces nos tenemos que distanciar los unos a los .otros porque las sombras pueden ser tan grandes que resultan sospechosas y no es recomendable que no pasemos desapercibidas.

(continuara)

          


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com