secuestro de amor capitulo 2

Por Thewolf
Enviado el 10/10/2013, clasificado en Adultos / eróticos
2988 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Autor: Thewolf

 

 

Secuestro de amor

(Segunda parte).

 

Acababa de despertar para dar comienzo a la segunda semana al mirar al  rededor del cuarto no vi a Anamaria por ningún lado pero por alguna razón me sentía tranquilo como si no estuviera retenido a la fuerza unos segundos después la vi asomarse a la puerta del baño sin saber por que me sonreí al ver sus brillantes y tiernos ojos, al salir del baño con una camiseta de pijama y unas pantis de algodón me miro sonriendo y yo me sentía bien de ver sus ojos y esa sonrisa de ángel estaba sintiendo extrañamente cómodo con aquella situación.

¿Cómo estas como amaneciste mi amor? Me pregunto ella acercándose a mi para besarme yo correspondí a su beso completamente y lo disfrute mucho.

Bien gracias y tú como estas dije sonriéndome y viendo encantado sus ojos

Bien mi amor mientras amanezca a tu lado estaré bien siempre te amo; necesitas bañarte yo te bañare y después desayunaremos te parece amor dijo mientras me daba otro beso delicioso.

Si esta bien por mi no hay problema pero crees que pueda bañarme sin que me dopes.

Creo que confiare en ti por esta vez amor no se por que pero hare lo que me pides me soltó mientras montaba sus senos sobre mi cara cosa que me agradaba mucho y mas sentir su coño recostado contra mi erección lo cual me éxito mucho me soltó completamente y me desnudo del todo entramos al baño completamente desnudos ella estaba un poco nerviosa al entrar y meternos bajo la ducha la tome con fuerza entre mis manos y me peje de la pared.

Sabia sabia que intentarías algo no debí confiar en ti todavía me dijo mirándome con expresión de tristeza y dolor como la de alguien a quien le arrebatan lo mas preciado de su vida.

Ahora que me vas a encerrar en el baño para escaparte y dejarme sola antes de que siguiera hablando la interrumpí dándole un fuerte y apasionado beso como los que ella siempre me daba se extraño mucho de lo que hice pero rápidamente correspondió y muy bien se guindo de mi cuello y puso sus piernas alrededor me mi cintura quedando completamente colgada de mi mientras yo seguía besándola la coloque contra la pared y introduje mi polla por su coño en ese momento pego un grito y un fuerte gemido de placer comencé a devorar a besos su cuello mientras sentía que ellase retorcía  del placer.

 Me susurro al oído pensé que escaparías no que harías esto mi amor que delicia es sentirme tuya toda tuya te amo.

Tenemos un trato de tres meses y voy a cumplirlo como hombre que soy pero si tendremos sexo estos tres meses quiero disfrutarlo a mi manera le respondí mientras seguía follandola al corrernos estrepitosamente juntos la solté y ella inmediatamente se bajo para meter mi polla en su boca y chuparla muy lentamente luego comenzó a acariciar con su lengua todo el tronco de mi polla luego volvió a meterla en su boca dándole con un ritmo estrepitoso haciendo que  me corriera en su boca para nuevamente tragarse todo mi semen lo saboreo y se levanto dándome un fuerte beso en la boca me incline y apreté sus senos con mis manos y acariciaba sus pezones que estaban completamente duros metí en  mi boca uno de ellos  comencé a lamerlo y chuparlo ella gemía de placer incontrolablemente, repetí el procedimiento en el otro seno y bese y metí mi lengua en el especio que queda entre ambos senos .

Me baje para acariciar y lamer su coño y oía como gritaba de placer si si mi amor así así es que me gusta hazme tuya no pares por favor no pares metí mi lengua dentro de su conducto vaginal se sentía delicioso como si su coñito se estuviera tragando mi lengua se corrió fuertemente en mi boca y yo continúe lamiendo hasta dejarle su coñito totalmente seco y limpiecito al terminar me levante le bese fuertemente en la boca frotando nuestras lenguas y mordisqueándonos los labios tome el jabón de baño y comencé a enjabonarla y ella hizo lo mismo en mi una vez completamente enjabonados estando bajo la ducha nos enjuagábamos mutuamente cada caricia era excitante tanto las que ella me hacia como las que yo le hacia a ella sus ojos estaban particular mente brillantes y excitados y su sonrisa de ángel era mas brillante y hermosa que nunca aquel momento me sentí diferente como si no estuviera bañándome con una mujer que me retiene a su lado a la fuerza sino con una mujer a la que deseo y con la que quiero estar incluso llegue a sentir que no quería estar en ese momento en otro lugar que no fuera ahí con ella pero ignoraba por completo por que tenia esa sensación.

Ya afuera de la ducha y aunque parezca extraño ella se sujetaba de mi pues estaba muy cansada por lo que había pasado y yo me sonreía y la abrazaba me acosté en la cama y accedí e incluso le ayude a ponerme las esposas aunque esta vez solo quiso ponerme la de los pies se tiro sobre mi pecho y me pidió que la abrazara e inmediatamente lo hice no sabia por que me estaba comportando así con aquella mujer tan extraña pero lo cierto es que al estar en esa cama abrazado a ella puedo decir que incluso me sentía feliz.

A los minutos se levanto y vistió y salió a hacer unas compras me ato de las manos y se despidió dándome un delicioso beso en la boca el cual disfrute mucho, unas horas mas tarde regreso con un hermosa sonrisa en la cara y sus ojos brillante se sentó en la cama y me abrazo fuerte.

Hola amor aunque solo estuve unas horas fuera me hiciste falta te amo te amo mucho mi Santi.

Yo le pregunte ¿Santi? ¿Por qué me dices así?

Que tiene de malo que te diga Santi o prefieres que te diga Santiago haber.

No no tiene nada de malo pero es que solo mi hermana me dice así así que me extraño lo hicieras tu, aunque después de tantas sorpresas creo que debería estar acostumbrado.

Ya te lo dije mi amor te amo y se todo de ti por que tu eres todo para mi, mientras lo decía pude notar tanto en sus ojos como en la expresión de su cara que estaba nostálgica y sus ojos llenos de amor en definitiva no podía entender que era lo que pasaba con aquella mujer tan extraña que era Anamaria.

Nos pasamos la tarde viendo televisión veíamos mis programas series y películas preferidas de vez en cuando me daba uno que otro beso y acariciaba mi pecho pero yo me embelesaba viendo su sonrisa y viéndola reír tan espontanea y dulce mente.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com