Su propía sangre... (1a. parte)

Por Aneto
Enviado el 13/10/2013, clasificado en Terror
2604 visitas

Marcar como favorito

Santiago, era un sacerdote, ya maduro, 55 años, pero no un sacerdote cualquiera, pertenecía a la alta curia, a laSacrosanctae Romanae Ecclesiae; una orden de sacerdotes católicos exorcistas, durante su vida se había enfrentado cientos de veces al diablo y a todas sus formas. Por eso la religión era el puntal y el motor que movía su vida. Era también el hermano mayor de una familia, siempre vinculada a la iglesia, en su sector mas radical y conservador; para el sólo existía el bien, que el intentaba defender, y el mal, representado por el diablo, su enemigo de siempre.

Vivía en una casa con su familia, compuesta por su hermano, su mujer y su hija.

Ricardo, su hermano menor, tenía 45 años, y siempre había vivido a la sombra de Santiago, su ídolo y su referencia a seguir, la religión movía su vida, su catolicismo lo intentaba llevar a su cotidianidad, todo estaba marcado y condicionado por su fanatismo. Su mujer, Rosa, quizá no tan radical cómo el, era también excesivamente creyente, y cómo a su marido y su cuñado, eran fervientes siervos de dios, temerosos a mas no poder del infierno, y creyentes del oscuro poder de Satanás, que amenazaba peligrosamente la vida que les marcaba los mandamientos católicos..

Tenían una hija, Nadine, había cumplido 20 años, toda una mujer, bella y sensual, estudiaba psicologia en la universidad, toda su vida había estado condicionada por la férrea educación católica de su tío y sus padres y del colegio de monjas donde había estudiado antes de llegar a la universidad.

Esta misma devoción había marcado la vida de Nadine, educada siguiendo a rajatabla la religión, había tenido muchos problemas en su adolescencia para salir con sus amigas, para vestir y divertirse cómo ellas, y evidentemente había tenido que descubrir ella sola, lo que representaba el sexo o las relaciones sexuales, ya que todo lo que rodeaba este mundo, era tabú, y había sido duramente castigada por ordenes de su tío, por cualquier cosa que el considerara una ofensa a dios.

Nadine, odiaba a su tío, pero le temía, al igual que a sus padres, que no dejaban de ser siervos del poder absoluto de su tío.

Fue por eso que Nadine empezó a frecuentar ambientes pro-satánicos, dentro del mundo universitario, pequeños rituales, misas negras, etc. Todo lo que representara ir en contra de lo establecido en su casa, era bien recibido por ella. Poco a poco fue entrando mas y mas en este mundo acudiendo a reuniones, sabats... llegaba cada día mas tarde a su casa, contaba que estaba en grupos de estudio, y que tenía mucho trabajo; en casa no les gustaba pero lo permitían, no tenían porque sospechar nada de su niña.

Desde hacía meses, la niña hacía cada vez vida mas nocturna, durante el día, sino estaba en clase, o eso creían, se quedaba cerrada en casa, y cuando anochecía, su actividad era mayor; también notaban que estaba pálida, quizá cada día un poco mas, su madre se preocupaba por eso, pero Nadine le decía, que era por el esfuerzo de los estudios, que ella se encontraba bien, y que no se preocupara.

Ese mismo día, Santiago llegó todo perturbado a casa, mientras comía con su hermano y su cuñada, les contó que algo horrible estaba sucediendo en la ciudad, el diablo se estaba manifestando de una manera terrorífica, se habían encontrado varios cadáveres de gente, pero lo increíble era que estos cadáveres no tenían ni una gota de sangre en su cuerpo; la policía trabajaba en la pista de algún loco fanático que utilizaba la sangre para algo o algún ritual; pero el pudo examinar los cuerpos, y había visto algo que la policía no había dado importancia; todas la víctimas tenían unas marcas en el cuello, cómo de haber sido mordidos. Santiago asustado dijo a su familia que sabía que el diablo había vuelto en forma de vampirismo, y que seguramente el y toda la familia, podrían ser víctimas de la venganza de Satán. Pidió a Ricardo y Rosa, que vigilaran a Nadine, que no la dejaran salir por la noche, para su seguridad, aunque fuera ya adulta esa misma noche, cuando el llegara a casa, contaría a Nadine todo el asunto y esperaba tener colaboración de ella en algo tan peligroso e importante.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com