Historia de una noche

Por JohnLe
Enviado el 02/09/2012, clasificado en Intriga / suspense
1376 visitas

Marcar como favorito

El estrépito del día invocaba ya en la hora de su fin, haciendo imperioso reclamo a la noche con sus promesas de apacibilidad y largo descanso.

Se había erguido un sujeto en traje de fina seda y oscura como el cielo en su ausencia nocturna. Estaba él allí desprovisto de cualquier deseo diferente al de dormitar como si nunca fuese a terminar. Avanzo unos pasos resonantes en las paredes de la casa.

Empujo con escasa fuerza la puerta de madera en medio de la tétrica negrura del ambiente.

Despojándose aquel sujeto de sus prendas y sustituyéndolas por otras mas cómodas se abalanzo sobre la superficie de una cama. No le interesaba mas actividad que la de concentrarse para entrar en el tal deseado estado onírico.

Su capricho fue cumplido. El hombre dormía, la casa estaba en paz y la atmósfera era la mas propicia para el mejor de los descansos.

Un sonido, uno muy delicado perturbo al hombre. Desorientado pudo distinguir una mancha mas negra que la pared pero de forma difusa y dificil de identificar, Le era dificil decidir si era resultado de su estado de confusion momentanea o era una verdadera figura. Dudo en hacerlo, pero se decidió por comprobar que era.

Desvío su mirada al suelo para poder apoyarse sin llegar a desplomarse accidentalmente. Regreso su mirada al lugar donde había contemplado la figura y comprobó que ya no estaba.

El hombre no se sorprendió mucho y no le dio mayor importancia, total solo quería dormir. Regreso a la cama, en su temporal estado de letargo y fácilmente se durmió. El mismo sonido, esta vez que parecía provenir de otro lugar de la habitación despertó al sujeto, Ahora mas iracundo, no dudo en pararse estrepitosamente de la cama y encender la luz. Se encontraba solo, nuevamente.

Esta vez no dudo en gastar su energía buscando baldosa por baldosa y rincón por rincón el causante de su malestar, No pudo encontrar nada. Confirmo que la puerta y la ventana estuvieran debidamente cerradas y concluyo que fuese lo que fuese debía seguir en la habitación. Dejo que la bombilla iluminara la habitación y estuvo pendiente de cualquier movimiento.

Todo siguió inerte. Resignado regreso a su cama, se recostó y pensó en lo que paso, convenciéndose de que no tenia mayor importancia. Ya estaba perdiendo lucidez y despidiéndose de la realidad cuando el sonido regreso, esta vez el hombre se sobresalto en cólera, brinco torpemente para encender el bombillo.

El sonido no paraba y cada vez el hombre estaba mas cerca de enloquecer. No podía identificar de donde provenía , pues parecía venir de todos lados.

En un pequeño barrido de reojo por todo el lugar y deteniéndose en el espejo de la habitación pudo contemplar algo colgando de su oreja. Se acerco al espejo y se mando la mano a la cabeza, sintiendo inmediatamente un cosquilleo de algo caminando por su brazo. Era una araña con sus patas largas y delgadas y el cuerpo de color tan negro como aquella noche, Que venia de los rincones de su oído y aun peor que eso fue cuando pudo distinguir en la imagen del espejo muchas otras en la profundiad de su cabeza.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com