MALENA

Por dapiso
Enviado el 22/10/2013, clasificado en Reflexiones
323 visitas

Marcar como favorito

                                                     MALENA

 

         Dicen que en la boca de los niños está la verdad y estas son la verdades de una niña que tiene ahora 6 años (cuando se escribió el artículo). Ella juntaba a su inocencia su propia sabiduría infantil, sin duda, como tantos niños. Con una ternura y un control sobre las cosas fuera de lo esperado, cuyas intenciones se rigen por conciliar las cosas más dispares y darle una cierta armonía a cuanto puede, capaz de intuir más allá de lo que sus ojos ven y sus oídos escuchan.

         Anotaré algunas conversaciones mantenidas con ella: A los 2 años su madre le dice: si no comes va a venir el lobo. A lo que ella contesta: pero qué dices mamá, si el lobo es un animal y vive en el monte.

 

             En otra ocasión con 3 años viéndome fumar, me pregunta pero qué haces tito y yo le contesto, echar un cigarro, y añado a esto que ella no debe hacerlo cuando sea mayor porque esto es malo. Como tiene preguntas para todo y una curiosidad insaciable, me dice entonces ¿y tú por qué fumas?.. A lo que yo digo porque a mí nadie me lo dijo cuando era pequeñito como tú y ahora es una costumbre. A los diez minutos me la encuentro andando sobre las baldosas del pasillo descalza y le llamo la atención diciéndole que así se va a poner malita, ella responde es que es la costumbre.

 

En el Teatro de fin de carrera en el Filarmónica donde actuaba la tita María.

Ella preocupada pregunta: ¿dónde está la tita María? Allí sentada se le explicó. Malena pregunta:¿lleva una cosa en la cabeza? Sí, así es el peinado se le dice. Y ella a continuación pregunta: ¿por qué tiene cara de mala? Porque representa a una señora que no es ella y esa señora es así, (se le explica).

 Male dice yo no quiero que tenga cara de mala, mamá, dile que ponga cara de buena y se ría.

Así son los niños/niñas les gustan los rostros amables y las sonrisas.

 

Escuchando de niña, recientemente, una conversación entre adultos que versaba sobre el origen de la vida, en la que decían que hasta el bing-bang no había ni espacio ni tiempo y solo se hallaba “una bola” donde todo estaba concentrado. Muy atenta a esto Malena argumenta: si no había ni espacio dónde estaba la bola.

 

Y estando en casa de la hermana menor de su abuelita, ve al compañero de su tía leyendo un libro que se titula Por qué no somos felices y le va a preguntar a su tía que si no son felices no será porque quieren una cosa y cuando la tienen ya no la quieren.

 

Malena es más que un nombre de tango, Malena es una niña ingeniosa, Malena es una niña real.

 

 

 

 

 

 

 

                                                

                                            

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com