Mi enemiga

Por Galaecia
Enviado el 27/10/2013, clasificado en Varios / otros
820 visitas

Marcar como favorito

Han pasado unos meses y me he convertido en mi peor enemiga. He afilado cuchillos, que no tardé mucho en clavar en mi espalda. Hubo noches de ausencia, en las que me he quitado las uñas, arañando hasta lo más profundo del alma. Y de frente al espejo, observando mi rostro, me enseñado los dientes.

Con el caer, de las hojas, de otoño, he roto cristales, que han probado el sabor, de mi sangre barata. Me tiré de rodillas, intentando pisar tus recuerdos, mientras el veneno corría por mis venas, aclarando una vez más, que no esperara, nada bueno.

En ocasiones, me han acompañado los muertos y mientras, huía, he sentido ese suave calor de tu abrazo.

He recorrido descalza los montes, y llorado en las playas desiertas, adentrando mi cuerpo en el mar y dejando que las olas me arrastren.

Un día, de esos amargos, donde a nadie le importa la vida. En un cofre he metido mis sueños y luego he tirado la llave.

He detenido mis pasos, curando las alas, de un pájaro, mal herido, obligándolo luego, a regresar a su nido.

He conocido a la muerte y he marcado en su frente, mis besos, después de haber brindado, con el vino que nunca probaste. Todavía hay momentos, donde preparo con ansia, encuentros con mi diablo, siempre se oculta, tras esas paredes, las que separan mi vida, paredes que he hecho, cuando conocí el dolor, de saber, que jamás volverías, paredes que no permiten, ver la noche y el día, paredes que nadie se atreve a romper.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao