FUTBOL MODERNO

Por dapiso
Enviado el 01/11/2013, clasificado en Reflexiones
261 visitas

Marcar como favorito

 

 

 

 

                                            FUTBOL MODERNO

 

                              

Ahora hará un año por estas fechas fui a ver un encuentro de alevines entre el Alcázar y el Real Oviedo. La verdad que fui por ver dirigir a mi hermano Gabriel a su ahora equipo del Oviedo. 

Habría de decir que mi hermano debía de sentirse un poco con el corazón dividido al haber nacido y crecido como futbolista en el Alcázar. Que más tarde entrenaría y con el que obtendría algún que otro éxito. Y el que desde hace unos años entrena a las plantillas inferiores del Oviedo, con el que ya obtuvo alguna que otra conquista, y con quien venía a enfrentarse a su antiguo equipo.

Pues me resultó sorprendente ver lo bien educados y la buena conducta de ambos equipos, así como el comportamiento de los entrenadores y gran parte del público asistente.

Y es que uno recordaba aquellos partidos (cuando era niño), a los que asistía o participaba (en mi caso partidos con la calle donde habitaba) llenos de polémica y hasta agresivos, con malas entradas, voces, insultos, enfrentamientos a la mínima, un no saber ganar o un saber perder, que en alguna ocasión acababa hasta en peleas, que quien estaba habituado a verlo así pues podría parecerle hasta normal y era esta una forma corriente de diversión.(Me refiero a jugar partidos).

Cuando todo evento deportivo debería estar alejado de estos incidentes y transmitir una imagen sana del deporte. Pues he de decir que mis impresiones tan positivas por el fair-play, de los que en este caso eran transmisores mi hermano Gabriel y el entrenador del Alcázar, pudiendo dar lecciones de comportamiento a algunos adultos. Y es que la verdad ejemplos de moda como Guardiola o Del Bosque llenos de valores y sabias conductas, parecen colaborar a que este cambio de mentalidad se produzca. A lo que he de añadir que según Eduard Punset (el de redes) dice, las personas cada vez se preocupan más por las otras, desarrollando sentimientos de empatía y se es menos violento con el prójimo y se les deja a cada cual actuar a su libre albedrío, coincidiendo a su vez con un mayor reparto de las riquezas para todos.

 Pues he de agradecer que a uno lo invitase su hermano para contemplar tales progresos en el seno de la sociedad, de la que todos formamos parte y deberíamos sentirnos implicados.

 

 

 

 

 

                                  


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com