EL BIEN Y EL MAL

Por dapiso
Enviado el 06/11/2013, clasificado en Reflexiones
344 visitas

Marcar como favorito

 

 

 

 

                                           EL BIEN Y EL MAL

 

Decía Rousseau, que el hombre es bueno por naturaleza y que es la sociedad la que corrompe dicha bondad. Y en estudios emitidos en el programa redes, de Eduard Punset, en el que se estudiaba el comportamiento de los niños, los adultos solicitaban la cooperación de éstos, para ver sus respuestas, y el resultado fue que los chicos/as siempre estaban dispuestos ayudar.

Imagino que cuando alguien tuviera una conducta antisocial, habría de modificarle su conducta, sin llegar a anular a la misma persona y dejándolo indefenso ante el mundo, cómo ocurría en la conocida película de La Naranja Mecánica (de Stanley Kubrick). Y al final resultar, ellos mismos, víctimas de la misma sociedad. Cuando lo acertado sería respetar a la misma persona y corregir tan sólo los errores y respuestas concretas.

Incluso con una cierta predisposición a obrar mal cómo ocurría, en una película, me parece que se llamaba El tercer hombre (pero no es la conocida de Orson Wells), en la que una serie de personas clonadas, idénticamente, con el fin de ser potencialmente letales y poder combatir. El caso es que uno de los clones, gracias a una voluntad de hacer el bien, en un entorno favorable, le permitía obrar adecuadamente, al margen del destino para el que estaba hecho, haciendo prevalecer su intención de ser alguien ajeno a dichas intenciones malévolas.

Por lo que uno diría que si por naturaleza, se suele ser buena persona, tendríamos que procurar, que la sociedad por medio de una buena educación colaborase a que así fuésemos. Y al estar también comprobado, que una persona en un medio hostil, haría de la mujer persona, lo contrario, habría de buscar los cauces adecuados para que lo que nos rodea, también sea lo más positivo posible.

A mi parecer, está en manos de todos, el mejorar el destino de la humanidad y de nosotros mismos, y es que por lo que habríamos de apostar. Aunque cómo decía Fernando Pessoa, el mal será más fuerte e intenso que el bien, propongámonos, a pesar de todo, lo que es más difícil, virtuoso y loable, que es el ser hombres de bien. Que al fin y al cabo sería más provechoso y positivo para todos.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com