Arroz con verduras

Por Fran Tomas
Enviado el 13/11/2013, clasificado en Drama
949 visitas

Marcar como favorito

 

 

 Para entender lo que he hecho debes conocer mi castigo, debes saber lo que esa gente es capaz de hacerte a ti y a la gente a la que amas. Yo lo definiría como muerte en vida……

 

  - Hola Carla, ya estoy aquí. Joder estas preciosa.

-Calla pelota y dame un beso, ¿Cómo ha ido? Te han hecho caso en alguna fábrica.

-Nada, en algunas ya ni te abren la puerta, te dicen “déjelo en el buzón”. No se dignan ni a verte la cara.

- Bueno tú  no te preocupes que algo encontraras.

- Eres un ángel, un ángel que cocina genial, ¿Qué es eso que huele también?

- Pues que va a ser, arroz con verduras, y gracias que las verduras me las ha dado mi madre.

- Pues gracias a tu madre, porque sino ya nos veo en un comedor social de esos que salen por la tele.

- Buff, espero que no. Pero como esto siga así, han llamado otra vez.

- Joder, siento no haber estado para cogerlo yo, ¿Qué te han dicho?

- Que no quieren el piso, bueno, mejor dicho que no solo se quedan con el piso sino que  además les vamos a seguir debiendo el préstamo.

- Les has dicho lo que nos dijo el abogado de la asociación.

- Si, pero les da igual. Les he dicho lo de que no tenemos trabajo, que tu ya no cobras el subsidio y toda esa retahíla de cosas que les entra por un oído y les sale por el culo.

- No lo entendió Carla, de verdad que lo pienso y no me entra en la puta cabeza. En su día compramos el piso al ochenta por ciento, que es lo cantidad que dicen que respondía por el puto piso, ahora dicen que el piso ya no vale eso, y que si no puedo pagar se quedan con el piso, lo subastan por la mitad y les sigo debiendo la diferencia. Joder, es que solo les falta pedirme a mi mujer el primero lunes de cada mes.

- Le hemos dado mil vueltas Jose, no podemos hacer nada. Mientras el gobierno no cambie las reglas del juego no podemos hacer nada.

- Claro, y mientras tanto a tragar, si es que no es justo, lo mires por donde lo mires. Ellos ponen todas sus normas, sus condiciones y tú no puedes hacer nada. Si ya nos hemos ido del puto piso, que se lo queden, pero no, ellos quieren mas, quieren joderme la vida, que no pueda levantar cabeza nunca más; quieren joderme la vida con treinta años, sacarme del sistema, impedirme formar una familia, y no puedo hacer nada. Los jueces les dan  la razón amparándose en que no pueden hacer nada  si las leyes están como están, y luego los otros no tocan nada porque no quieren joder a sus amigos del golf.

- Y como dice mi padre el Rey más preocupado de matar animales y follarse rubias europeas que de defender a su pueblo.

- Hombre, de ese me lo esperaba, pero de su hijo, esperaba bastante más.

Deja de agobiarte, por lo menos tenemos un sitio donde estar y un plato que llevarnos a la boca.

-Ya, lo del piso gracias a que tu padre y tu tía no vendieron el piso de tus abuelos, pero no podemos estar aquí siempre, mas tarde o temprano alguno de tus primos o tu tía dirán algo de los getas que viven en casa de los abuelos por la cara.

- Pero hasta que ese día llegue no dejes de quererme.

- No dejes de quererme tú, después de todo esto es culpa mía si yo….

- Calla, eso no es verdad, los dos sabíamos lo que hacíamos cuando compramos el piso, la culpa es de los dos.

- No, tú no tendrías que estar pasando por esto, te mereces algo mejor.

-¿mejor? Tengo amor, amor verdadero, y eso es todo lo que una chica como yo necesita para ser feliz.

-¿y una familia? Sabes que por culpa de estos cabrones del banco va a ser muy difícil que podamos casarnos y tener hijos.

-Lo sé, pero estoy segura que algo sucederá, algo hará que cambien.

-Sabes que la gente cambia solo por dos motivos en esta vida, uno es por amor; y la verdad no veo a Botin escribiéndome cartas de amor, y la segunda es el miedo. Esa si que hace cambiar a la gente. Miedo a perder la estabilidad, miedo al daño que le puedan hacer a sus seres queridos, y los mas cobardes miedo al daño que le puedan hacer a uno mismo, y estos tienen pinta de ser muy cobardes.

-Jose no hables así por favor, me das miedo. Qué crees, que no te oigo hablar en sueños, que no se lo que se te pasa por la cabeza. No lo hagas. Por mucho que nos acosen, que nos quieran asustar debemos permanecer juntos. De que serviría hacer una barbaridad así si luego no volveríamos a estar juntos.

- Lo sé Carla, por eso me contengo, pero es que a este puto país solo le hace falta un acto, un acto cruel de tal magnitud para que se den cuenta del sufrimiento que están permitiendo. Una crueldad de verdad, algo que les de miedo. Que les haga ver que no pueden seguir haciendo lo que quieran, que ya ni detrás de los escudos de nuestra policía se sientan seguros. No te das cuenta, ni con los suicidios de personas humildes que lo único que pedían era una segunda oportunidad para volver a empezar se han retractado.

-Cambiaran, seguro. Pero debe ser con la palabra, no utilizando la violencia. Sino no habrá merecido la pena el cambio si se da a entender que con violencia se puede conseguir lo que uno quiere. Recuerda a Jesús…

- No me jodas Carla, tú y Jesús. Ya sabes lo que pienso.

- Antes creías, tu madre me lo conto, porque ahora no.

- Te parecen pocos los motivos que tengo. Y ya no solo es cuestión de no creer, es que no quiero creer. De verdad que no lo entiendo, como se puede querer a un Dios que se supone que es todopoderoso y no hace nunca nada. Joder, es que si creyese que existe yo no sería de su equipo, menudo cabron, claro es que estará ocupado. Como no tiene toda la eternidad para hacer la colada seguro que está poniendo una lavadora.

-No hables así.

-Perdona princesa. Vamos a comer que llegaras tarde al trabajo.

-Eso, que solo faltaba que me despidieran a mi después de lo que me ha costado encontrar un trabajo aunque solo sea a media jornada.

-Je je je

-De que te ríes bribón

-Que si me llegan a decir hace diez años lo que pueden dar de sí quinientos euros que cobras, me hubiese dado la risa pero de verdad.

- Para que veas las vueltas que puede dar la vida.

- Tienes razón, la esperanza es lo último que se pierde, y la barriga.

 

 

….. no solo es importante que entiendas, sino que además lo sienta


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com